“Mi jardín al hospital” de Integra entregó atención psicoeducativa a más de 800 niños hospitalizados

Esta iniciativa proporciona atención integral a niños y niñas que se encuentran en situación de enfermedad,  promoviendo el acceso al juego, a la educación y a experiencias positivas junto a sus familias.

 

Un total de 882 niños y niñas que durante el 2016 debieron pasar una temporada en las unidades de pediatría o cirugía del Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, pudieron vivir este proceso de una manera distinta, incorporando juegos, experiencias educativas breves e interacciones positivas durante su permanencia en el lugar. Una intervención profesional que marcó la diferencia en sus vidas y la de sus familias.

Precisamente éste es el objetivo del programa “Mi jardín al hospital” de Integra que nació en la región de Valparaíso en el año 2014 producto de un convenio con el Hospital Carlos Van Buren. Se trata de una modalidad que se basa en el enfoque de derecho y que trabaja de manera directa con niños y niñas que se encuentran en situación de enfermedad y deben pasar una temporada en las unidades de pediatría y de cirugía infantil del servicio de salud pública de Chile.

Un equipo multidisciplinario compuesto por dos educadoras de párvulos, una psicóloga y una trabajadora social trabajan con los niños y niñas contribuyendo a su bienestar y promoviendo su desarrollo y aprendizaje durante el proceso de hospitalización.

Esta acción se complementa con un trabajo con familias que busca favorecer el vínculo y el rol parental, previniendo las dificultades asociadas al proceso de hospitalización. Un tercer foco de intervención es la comunidad hospitalaria, con un trabajo orientado a sensibilizar respecto la importancia de la primera infancia como oportunidad única para el aprendizaje y desarrollo de capacidades.

La directora regional de Integra, Paola Álvarez, explica que “este programa es muy significativo y esencial para nosotros, porque especialmente tenemos la convicción de que el juego y las actividades lúdicas van a potenciar el aprendizaje y el bienestar de los niños en situaciones difíciles como es la estancia en un hospital.

“Hoy día estamos celebrando que es una iniciativa de carácter integral que ha sido coordinada con éxito con los especialistas del hospital y ello nos ha permitido atender a más de 1800 niños y niñas durante los dos años de desarrollo de este programa”, finalizó la autoridad regional.

El promedio de atenciones diarias varía entre 6 a 8 por profesional, según la situación de salud, el estado emocional, el motivo de ingreso al hospital y la permanencia de cada niño o niña, entre otras variables. Asimismo, se realizan coordinaciones con otros programas o personal de salud cuando es pertinente o se detecta alguna situación que requiere trabajo conjunto con otros actores de la red.

De esta manera, el equipo profesional mantiene comunicación con los equipos de oncología, médicos, enfermeras y técnicos de cada sala de atención, además del programa Chile Crece Contigo y servicio social del hospital Carlos Van Buren de Valparaíso.

Compartir:
Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *