Quilpué recibió 40 Catres Clínicos destinados al programa para desmovilizados

La iniciativa está dirigida a personas discapacitadas con dependencia severa y busca mejorar la calidad de vida de ellas y sus familias.

Cuarenta personas sin poder moverse, parte del programa de Dependencia Severa de la comuna de Quilpué, fueron beneficiados al recibir catres clínicos con el fin de otorgarles mayor bienestar dentro de su compleja situación de discapacidad.

En el año 2017 el Servicio de Salud, a través de la gestión y adquisición por parte del Gobierno Regional (GORE), transfirió a la Municipalidad 40 catres clínicos marca H&M Solutions modelo SKO14 para ser entregados a personas de este programa, priorizando a los pacientes de mayor severidad y según las redes de apoyo con las que ellos cuentan.

“Eso fue un convenio que se hizo con el Gobierno Regional, se compraron una cantidad enorme de catres clínicos que se distribuyeron por todas las comunas de la región. A nosotros nos correspondieron 40 catres clínicos que hoy día están entregados a todas las familias y que ha posibilitado un mejor trabajo y un mejor desempeño en el cuidado de los pacientes dismovilizados”, detalló el doctor Luís Basaez, director del área de salud de la Corporación Municipal de Quilpué.

Programa integral

En la comuna de Quilpué, 717 personas de todas las edades son parte del programa para dismovilizados junto a sus familias y reciben el apoyo de los distintos Centros de Atención Primaria de la comuna bajo un modelo de atención familiar biopsicosocial. Este equipo además se encuentra en coordinación directa con el centro de atención secundaria, vale decir, el hospital de la comuna en caso de requerir prestaciones más complejas.

“En los dismovilizados severos se ejecuta un programa de atención domiciliaria integral que contempla una serie de atenciones, con lo que se busca mantener la calidad de vida lo más que se pueda en los pacientes. Y además nosotros hacemos algunas atenciones especiales que no están contempladas dentro del programa, pero es nuestro trabajo, que es la atención odontológica a los postrados y la preparación de las personas que los van a cuidar”, explicó el doctor Basaez

La discapacidad es un tema que en los últimos años ha ganado visibilidad en nuestro país. Según un estudio del Servicio Nacional de Discapacidad (SENADIS) realizado el año 2004, el 12,9% de los chilenos vive con algún tipo de discapacidad y para un 2,5% es severa. Por esto el MINSAL creó el programa para pacientes con Dependencia Severa, orientado a mejorar la calidad de vida de las personas beneficiadas a través de una atención integral a domicilio realizada por un equipo médico designado por los Centros de Atención Primaria donde los beneficiarios se encuentran inscritos.

Mejor calidad de vida

Este programa controla la salud y bienestar de los pacientes, resguardando su seguridad. Los equipos de salud de los distintos Centros de Atención Primaria de la comuna se han encargado de ayudar y mejorar la calidad de vida no solo de los pacientes, sino también de sus cuidadores.

“Es una facilidad que se le da para uno, ya que en realidad se me haría muy difícil poder ir yo físicamente a ser tratado; en cambio con esto a uno le simplifica la problemática que significa tener una enfermedad o sufrir alguna cosa. Por lo tanto yo considero que es muy positivo esto y ojalá que sigan así. Yo estoy seguro que con mi opinión interpreto a un montón de personas que están más o menos en la situación que uno está, así que felicitaciones por esto”, expresó uno de los beneficiarios del programa.

Compartir:
Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *