Carreras artísticas y no tradicionales se abren espacio con emprendimientos creativos

Cada año, son miles los jóvenes que a la hora de decidir su futuro, optan por carreras artísticas o no tradicionales tales como el diseño de videojuegos o animación 3D. Mientras deciden optar por sus talentos y motivaciones, lo hacen con el miedo a cómo van a sobrevivir ejerciendo sus carreras y el porvenir se llena de inseguridades, frustraciones y hasta la deserción.

¿El problema? Muchos de los profesionales o técnicos que hoy en Chile se titulan de carreras creativas, a pesar de su talento y calidad, no saben competir en un sistema donde es necesario obtener financiamiento, que el público asista a eventos culturales y que se valore el trabajo e innovación no solo en los sectores tradicionales de la economía.

Es así como surgen experiencias, que buscan fomentar el emprendimiento creativo, donde las artes pueden ser sustentables, en base a un trabajo de entender dichas labores como indispensables para el desarrollo del país, como patrimonio, pero también como producto cultural.

De este modo, aparecen casos de éxito como el Centro de Creatividad, Tendencias y Emprendimiento del Instituto Profesional Arcos (CREATE), que a través de la Incubadora, entregan ayuda a artistas para determinar audiencias, crear redes, generar propuesta de valor, elaborar un modelo de negocios y las cubrir las necesidades para generar impacto en la comunidad. Además, cada año, luego de la evaluación de jurados externos expertos en la materia, son premiados con un aporte económico las tres mejores presentaciones en formato pitch de cada proyecto.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *