[Columna: Buena Salud] Hoy: Reencontrándose con un camino

Por Bárbara Hernández.

     Agradecida inicio esta aventura en los medios de comunicación. No pensaba que podría alguna vez escribir para un diario, pero aquí me encuentro, emprendiendo un camino impensado pero que a su vez me recuerda una creencia que mantengo hace años: no existe el azar, lo que parece repentino no es más que la consecuencia de hechos más o menos conocidos. Por esto, ser invitada a comunicar por este espacio trae a mi mente recuerdos, de poesías, cuentos, novelas que comenzaron con los concursos escolares y prosiguieron con intentos de formar una revista universitaria (“Puntos de Fuga”, saludos para ustedes) que me dirigieron al punto en que me encuentro escribiendo hoy.

Al pensar en una columna, pienso en un pilar que otorga firmeza y en la columna vertebral que confiere un soporte vertical a nuestros cuerpos, y, aunque una columna periodística es en esencia una opinión, no deseo que escape de la primigenia definición. Esta columna busca ser un espacio de expresión de diversos temas de salud que sirva de apoyo y contención a quienes nos encontremos interesados en conservarla o recuperarla, proveyendo datos fundados y también tópicos para la reflexión o el debate.

Este es el camino con el que me he vuelto a encontrar, el de las letras y la expresión, el que es un afluente más de otro que se ha vuelto central en mi vida: facilitar el logro o el mantenimiento de una salud completa en las personas. Me despido de ustedes invitándolos a la reflexión que planteé en un inicio; el lugar donde se encuentran hoy, ¿es fruto de qué decisiones pretéritas? ¿les gusta o no? Si no les agrada su presente, los invito a pensar en aquellos caminos que los hacían felices y que por diversos motivos pueden haber abandonado. Ojalá se atrevan a retomarlos.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *