[Opinión] Compromiso con la descarbonización

Por Pablo Caulier, subgerente New E en Enex.

Las últimas cifras de noviembre de la Asociación Nacional Automotriz de Chile mostraron una realidad auspiciosa para el país, en términos del importante desarrollo que está teniendo la electromovilidad. En Chile circulan alrededor de 3.900 autos eléctricos y se proyecta que en 2030 lleguen a 80 mil, lo que requerirá una red mucho más amplia de estaciones de recarga de electricidad a lo largo del territorio.

Si a este informe sumamos la publicación de la Ley 21.505, el 21 de noviembre pasado, sobre almacenamiento de energía eléctrica y electromovilidad, hay más motivos para celebrar. Gracias a esta normativa, los vehículos tienen la posibilidad de convertirse en parte activa de la red eléctrica como medios de almacenamiento, facilitando una matriz energética rica en recursos renovables.

Sin duda estamos ante un cambio de paradigma. No obstante para que sea exitoso, es necesario abordarlo considerando la cadena de valor completa y el aumento de cobertura, tanto de puntos de carga como de infraestructura eléctrica. Para ello, es clave la tarea proactiva de la industria en beneficio de un avance progresivo de las metas.

En ese contexto, desde Enex –licenciataria de Shell en Chile-, hemos potenciado la red de electrolineras Enex E-Pro, la que nació hace más de siete años y hoy cuenta con 22 puntos de carga rápida instalados, que cubren más de 1.000 kilómetros entre las regiones de Coquimbo y La Araucanía.
Chile se ha comprometido a potenciar la electromovilidad, desafío ineludible hacia el futuro. Con la participación e implicancia de los ciudadanos, las empresas y el gobierno, podremos alcanzar la ambiciosa meta de contar con un parque vehicular 100% cero emisiones hacia 2040, ajustándonos a las bases del proyecto de la Unión Europea.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *