Alcalde Viñambres acudió a Superintendencia de Educación por problemática en el servicio de transporte escolar

Esto debido a que contraloría objetó los gastos de la subvención escolar preferencial (SEP) destinados para el pago del beneficio, el cual ayuda a un importante número de alumnos de colegios municipales.

 

Hasta la oficina regional de la Superintendencia de Educación acudió el alcalde de Quilpué, Mauricio Viñambres, en donde hizo ver a los representantes de dicha institución la preocupación que existe en la comuna debido a que contraloría objetó los gastos de la subvención escolar preferencial (SEP) destinados para el pago del transporte escolar.

Lo anterior llevo a tener que cancelar el servicio que beneficia a un importante número de alumnos desde 1º básico hasta 4º medio pertenecientes a establecimientos educacionales municipalizados de la comuna.

Tras la reunión, el alcalde Viñambres agradeció la recepción de la Superintendencia, agregando que espera ahora que el organismo puede reconsiderar la decisión, argumentando que los alumnos beneficiados corresponden a casos específicos, como lo son niños que viven en zonas rurales o que forman parte del programa PIE, entre otros.

“Queremos agradecer la buena disposición por parte de la Superintendencia, ya que encontramos una vía apelable al organismo de Santiago, en base a los requerimientos que estamos haciendo nosotros, en donde estamos defendiendo el derecho el transporte a niños vulnerables de nuestros establecimientos educacionales. Nosotros no estamos haciendo una solicitud de transporte permanente a todos los niños de nuestros establecimientos, sino que fundamentalmente a casos muy emblemáticos que tenemos en el sistema escolar”, comentó el alcalde Viñambres.

Beneficio requerido

Agregar que mientras se resuelve esta situación, se ha recurrido a un fondo especial que existe dentro de la Corporación Municipal para resolver la dificultad de forma transitoria, a la espera que la Superintendencia de Educación se pronuncie de forma favorable frente a la apelación.

“Lo que nosotros estamos planteando es que esto atenta contra la educación de estos niños, porque si este transporte no se considera, estos niños no estarían en el sistema escolar. Me gustaría que conocieran la realidad que viven muchas madres y padres con las dificultades del colegio, ya que el transporte público que hoy día nos ofrece el Gran Valparaíso es de mala calidad y no se considera a los estudiantes; siempre quedan botados y muchos de ellos a veces no pueden llegar a sus establecimientos educacionales a la hora que corresponde”, explicó Viñambres.

Finalmente, cabe destacar que este servicio es solicitado por los apoderados, y se asigna principalmente por condiciones de vulnerabilidad, por lo que nunca antes se había tenido problema con este servicio y su financiamiento.

“Somos varios colegios con distintas realidades, nuestro colegio por ejemplo es inclusivo, donde hay muchos niños que necesitan el transporte. Hay otros niños que vienen de las zonas rurales, donde las micros no les paran, hay veces que ni siquiera le dan el vuelto como corresponde, entonces estamos peleando contra eso también, si el sistema público esta malo, como nosotros podemos costear a los niños para que ellos puedan tener una educación de calidad”, mencionó Fabiola Maldonado.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *