Clásico Porteño: La juventud derrotó a la experiencia

El Clásico Porteño, considerado como un partido aparte y la versión 103 de la historia entre Santiago Wanderers y Everton jugado en el estadio Elías Figueroa fue así, lleno de emociones.

La primera de ellas, llegó al minuto 9 de compromiso, cuando tras un tiro de esquina, el delantero caturro, Sebastián Ubilla doblegó su marca de Benjamín Berrios y con su pierna derecha remató y puso al local en ventaja y los abrazos para los hinchas del equipo local.

A los 14, hubo un choque entre el portero viñamarino y Dilan Zúñiga, que generó preocupación en el banco visitante y mantuvo detenido por varios minutos el compromiso.

Siete más tarde, un rechazo de Rodrigo Echeverría fue recepcionado por Cecilio Waterman, quién controló el balón, encaró a sus rivales envió un centro para Juan Ezequiel Cuevas que la deja pasar para que aparezca libre y sin marca, Álvaro Madrid con el empate transitorio. Marcador con el que cerrarían la primera mitad.

Todo cambiaría cuando a los 87 de juego, cuando el canterano Gabriel Rojas sorprendió al portero Franco Torgnascioli con un remate con su pierna izquierda desde fuera del área que concluyó por lapidar al rival e imponerse en el marcador por dos goles a uno en Playa Ancha.

Con este resultado, el Decano del fútbol chileno que la próxima fecha visitará a Universidad Católica, sumó 18 puntos y acortó una diferencia de 4 con Deportes Melipilla, penúltimo del campeonato.‌Por su parte, Everton se mantiene octavo con 34 puntos, quedando fuera de las opciones de quedarse en las ubicaciones de clasificación a copas internacionales.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *