Cuenta Pública por Plan de Descontaminación en Quintero, Concón y Puchuncaví: Aún no se definen causas, ni responsables

De acuerdo a la Subsecretaria de Salud, desde noviembre no habrían atenciones asociadas intoxicación. Este mismo martes, paralelo a la cuenta pública, 15 estudiantes del sector de Sargento Aldea en Ventanas fueron ingresados al CESFAM de la localidad con síntomas de intoxicación.

Información de Christián Inostroza.

El 21 de agosto del año 2018 se vivió en Quintero y Puchuncaví una crisis ambiental de gran magnitud, cuando una nube tóxica proveniente de las industrias de la zona dejaran al rededor de 1.300 personas intoxicadas y transformándose en una zona de sacrificio. El Gobierno se comprometió a investigar los orígenes de las sustancias que intoxicaron a la población y darle las máximas sanciones a los responsables.

Este martes, a cerca de un año, en la Intendencia de Valparaíso se realizó una cuenta pública por el Plan de Descontaminación donde expusieron el intendente Jorge Martínez, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza y el subsecretario del Medio Ambiente, Felipe Riesco.

Entre las principales medidas adoptadas, las autoridades destacaron que desde hace cuatro meses entró en vigencia del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica, y desde el 16 de mayo de este año se comenzó a contar con una norma horaria de SO2 que cumple con los estándares de la Unión Europea. De acuerdo al subsecretario de medio ambiente, esta norma horaria ha permitido reducir en un 46% los peaks de SO2 respecto del año pasado. Además, en septiembre del 2018 se realizó el traspaso de la supervisión de las estaciones de monitoreo de calidad del aire a manos del Estado y se trabaja en la elaboración de un estudio para mejorar la red con la colaboración del gobierno de Finlandia.

También se comenzó a trabajar con instrumentos técnicos para medir la “huella” de hidrocarburos por parte del NILU, a través de un convenio para que el Instituto Noruego de Calidad del Aire, midiéndose por primera vez en Chile este 2019 la presencia y concentración de hidrocarburos en las tres comunas, cuyo primer informe oficial fue entregado en el mes de julio y se continúan haciendo mediciones a pesar de que hace décadas que hay problemas de contaminación en las zonas afectadas.

Respecto a las atenciones de emergencia, los expositores declararon que el 5 de octubre de 2018 se implementó un sistema de Alerta Temprana que permitió obligar a las empresas a reducir emisiones y durante las primeras dos semanas se habría reducido el 85% de las consultas médicas asociadas a síntomas de intoxicación y en un 99% en menos de dos meses, no reportándose consultas después de noviembre de 2018.

Además, se han incorporado médicos especialistas a los centros asistenciales, se proveyó de maquinaria y se está mejorando la infraestructura del Hospital Adriana Cousiño de Quintero, como parte del reacondicionamiento del recinto, mientras se materializa la construcción del nuevo hospital, aunque no precisaron fechas. Adicionalmente se relicitó el CESFAM de Puchuncaví y se iniciarán las obras del CESFAM de Quintero. 

CRÍTICAS Y NUEVOS CASOS DE INTOXICACIÓN

Parlamentarios y la comunidad criticó fuertemente la respuesta del gobierno a un año de la crisis, donde aún no se determinan las causas del episodio, ni la/las sustancias que intoxicaron a más de 1.300 personas. Tampoco hay responsables, ni sanciones y en la exposición, no participaron entidades representantes de la comunidad.

El día de ayer, cerca e las 10.00 am en plena cuenta pública, en el sector de Sargento Aldea en Ventanas, se registró el ingreso 15 alumnos de un establecimiento educacional al CESFAM de la localidad presentando síntomas de intoxicación: por náuseas, desmayos, dolores de cabeza y dolores estomacales.

“La contaminación y los gases que se sintieron hoy en Puchuncaví, los niños mareados y encerrados en sus salas de clases, hoy ya son directa responsabilidad de la ministra Carolina Schmidt, quien no ha acatado el fallo de la Corte Suprema que la obliga a mejorar la actual norma ambiental para que las empresas se vean obligadas a invertir en la mas alta tecnología y no abaraten los costos a costa de la salud de la gente”, declaró Diego Ibáñez del Campo, presidente de la Comisión Investigadora Quintero- Puchuncaví y miembro de la comisión de Salud y Medio ambiente de la Cámara.

Por su parte, Francisco Chahuán expresó que lo sucedido el día de ayer ” es una vergüenza para el país” y que las empresas “no tienen ningún interés por mejorar sus procesos y no aprendieron nada del tremendo daño que provocaron hace casi un año.”

El intendente Martínez declaró que si bien faltan muchos avances, lo que se ha logrado es bastante y que con mucho trabajo se está recuperando la confianza de la gente de las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví.

“Si usted le pregunta a los habitantes y a los alcaldes si ellos se consideran zona de sacrificio, yo diría que no. A nosotros nos ha tocado conversar, hemos tenido cientos de reuniones con la comunidad. Es cierto que hay algunos grupos que mantienen una postura más radical diría yo, que puede ser legítimo; uno no puede juzgar; pero la comunidad no quiere ser considerada una zona de sacrificio, ellos han tenido una temporada de verano importante que quieren recuperar su capacidad turística, quieren recuperar su capacidad comercial. Quieren mantener la actividad económica, no quieren desaparecer como comunidades activas y potencial de desarrollo y si algo que hay que hacer es quitarles el estigma de zona de sacrificio”, expresó el intendente Jorge Martínez.

La alcaldesa de Puchuncaví, por su parte, se mostró conforme expresando que se encuentra conforme y que “nosotros no queremos irnos de donde vivimos, muy por el contrario queremos quedarnos y cuidar la salud de las personas y tomar todas las medidas que sean necesarias y se está trabajando en eso”.

Por otro lado, el alcalde de Quintero, Mauricio Carrasco Pardo​, admitió que luego de la cuenta pública se siente desconforme con los plazos que se están proponiendo.

“No soy quién para justificar a nadie, pero hay una intención importante del gobierno de mejorar las cosas, yo lo he dicho desde el primer día: los plazos nunca nos han tenido conforme ni a mí, ni al consejo. Sabemos que el gobierno ha hecho inversiones, que hay un plan de descontaminación y se está modernizando; pero seguimos insistiendo que los plazos que se han dado la comunidad los necesita acortar, las autoridades, todos los que vivimos ahí; necesitamos acortar estos plazos de tres años ¿Por qué no ahora?”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *