Hospital realiza operativo de biopsias mamarias para reducir lista de espera

La iniciativa del Hospital Van Buren contó con el apoyo de la médica radióloga de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Dra. Dravna Razmilic, eminencia en dicha subespecialidad que compartió sus conocimientos con especialista del centro Porteño.

Con el fin de disminuir la brecha de espera en el diagnóstico de cáncer de mama y los consiguientes tratamientos, en caso de ser necesarios, la Unidad de Imagenología, en apoyo de la Unidad de Patología Mamaria, realizó uno operativo de biopsias mamarias que contó con la destacada médica radióloga de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Dra. Dravna Razmilic, quien llegó hasta las dependencias de la institución de salud porteña para compartir sus conocimientos y apoyar a los especialistas y equipos del nosocomio.

La facultativa a cargo del operativo en el Hospital Carlos van Buren, Dra. Camila Fuentes, explicó que “realizamos un operativo de biopsias mamarias para disminuir la brecha de la lista de espera del cáncer de mama, debido a la falta de profesionales radiólogos que se dediquen a esta subespecialidad, que son quienes tienen que realizar las biopsias de una buena parte de la cantidad de los nódulos mamarios no palpables, que son los casos que nos envían a nosotros, no tenemos en el hospital”.

La médica radióloga indicó que, para suplir la falta de especialistas, han tenido que buscar estrategias para adquirir los conocimientos necesarios para realizar la mencionada labor.

En ese contexto fue que contactó a la especialista de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Dra. Dravna Razmilic, a quien le solicitó apoyo para realizar el operativo de biopsias mamarias en el van Buren.

La profesional señaló que “la Dra. Dravna Razmilic, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, vino a enseñarme a hacer la biopsia, el procedimiento y también, en base a su experiencia, a apoyar la disminución de la lista de espera, porque, como ella ya lleva muchos años de experiencia, realiza el procedimiento más rápido, entonces, en un día, podemos sacar el trabajo que hacemos en aproximadamente dos semanas”.

Por su parte, la Dra. Dravna Razmilic, detalló que “la Dra. Camila Fuentes es exalumna nuestra, ella hizo la beca en la Pontificia Universidad Católica de Chile, luego, cuando se vino a trabajar al Hospital Carlos van Buren, nos contactó porque ella no hizo la especialidad de mamografía, pero está trabajando y está a cargo de esa parte, así que me preguntó cómo podía hacerlo para aprender, entonces le dije “lo único que se me ocurrió es que yo vaya para allá”, antes ya vine una vez, hace como tres meses”.

Operativos

La Unidad de Imagenología del Hospital Carlos van Buren, ya ha realizado dos operativos de biopsias mamarias para apoyar a Patología Mamaria, con la colaboración de la Dra. Razmilic, en los que han reunido grupos de pacientes para optimizar los procedimientos.

La Dra. Razmilic comentó que, para el segundo operativo, “juntamos varias pacientes y vine de nuevo, la mayoría de las biopsias las hizo la Dra. Camila Fuentes, con mi supervisión porque tiene que aprender a hacerlas sola”.

Con respecto al primer operativo realizado a mediados de año, la especialista sostuvo que “funcionó muy bien porque la Dra. Camila Fuentes me contó que el 95% de las pacientes que les hicimos biopsias, tenía cáncer, entonces todas esas muestras estaban justificadas”.

En cuanto al porcentaje de muestras con cáncer, la médica radióloga subrayó que “eso quiere decir que hay muchas pacientes que no se están diagnosticando, porque cuando todas las biopsias salen cáncer es porque hay una serie más que necesita biopsia”.

El autoexamen no es suficiente

La Dra. Dravna Razmilic fue enfática en indicar que todas las mujeres mayores de 40 años deben hacer una mamografía al año porque es la única forma de detectar cáncer en una etapa temprana, pues, advierte que con el autoexamen solo se puede detectar un nódulo cuando ya es palpable, es decir, cuando el cáncer ya presenta mayor complejidad.

En ese sentido, la académica destacó que “el mensaje principal es que se hagan mamografía, porque la mamografía es el único examen que encuentra los tumores antes que se palpen”.

La especialista subrayó que “las campañas que habitualmente se hacen del autoexamen, las pacientes que llegan con un nódulo ya palpable, todavía tienen tratamiento, pero cuando se diagnostican los cánceres más chicos, el tratamiento es más corto, menos penoso, menos doloroso, menos cirugías”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *