Internos de Valparaíso van en ayuda de damnificados del incendio de Viña del Mar

Reclusos del módulo 105, además, donaron los juguetes que esperaban poder entregar a sus hijos durante la visita de Navidad.

Las personas privadas de libertad del Complejo Penitenciario de Valparaíso donaron alimentos a las familias que se han visto afectadas por el incendio de Viña del Mar. Esto fue posible gracias al trabajo conjunto entre el personal de Gendarmería, particularmente del área técnica, y la población penal masculina y femenina.

Prácticamente la totalidad de los internos de la cárcel porteña y del Centro Penitenciario Femenino de Valparaíso decidieron donar sus colaciones y comprar bebestibles y comida en los kioscos existentes en la unidad y así poder cooperar con quienes han sido víctimas de esta catástrofe. Además, la población penal del módulo 105 tomó la decisión de donar los juguetes que esperaban poder entregar a sus hijos durante la visita de Navidad.

Betzabe Suazo Martínez, encargada laboral del Complejo, fue una de las personas que encabezó la iniciativa. La funcionaria del área técnica detalló cómo se organizó la cruzada solidaria al interior del recinto de Gendarmería.

“Entre nueve y nueve y media de la mañana tuvimos una reunión en el área técnica y se nos encomendó la misión de recepcionar la ayuda que los privados de libertad quieren hacer llegar a las personas que están siniestradas a consecuencia del incendio. A eso de las diez de la mañana se hace la visita a cada uno de los patios de la cárcel, se entrega la información de que se iba a empezar a acopiar las donaciones y a las once y media ya se empieza a acopiar, en el galpón del área laboral, todas las cosas que ellos estaban donando”.

“Las cosas que pudimos acopiar fueron: bebidas, agua, pan de pascua, galletas varias, galletones, el pan, queso, flanes, mermeladas, manjar y golosinas de Navidad”, añadió la profesional.

La respuesta por parte de los privados de libertad fue tan masiva que prácticamente se sumaron la totalidad de los habitantes de los módulos que componen el recinto penal.

Una vez reunida toda la ayuda, ésta fue trasladada en vehículos de funcionarios del área técnica hasta el Complejo Deportivo Municipal Forestal. En el recinto fue recibida sin antes agradecer y sorprenderse por la cantidad y su procedencia.

Dado el elevado volumen de lo reunido, este sábado se efectuará una nueva entrega en el centro deportivo de Forestal. De esta manera, se podrá llevar lo que son se alcanzó a trasladar durante esta jornada y aquello que la población penal entregue mañana.

Situación similar a la ocurrida en la cárcel de Valparaíso se vivió en el Centro de Detención Preventiva de Limache. Allí los privados de libertad también quisieron solidarizar con los damnificados y entregaron sus colaciones para que sean llevadas hasta el centro de acopio dispuesto por el municipio local.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *