Organizaciones viñamarinas construyen proyecto de alcaldía territorial

Las más de 20 organizaciones sociales que componen el proyecto de “Alcaldía Territorial” para Viña del Mar se dieron cita a las afueras del blindado edificio consistorial de la comuna, donde protagonizaron una performance que simuló “el despertar de los territorios”, para luego alzar las propuestas generadas en asambleas y que buscan dar solución a diversas materias y problemáticas históricas de las comunidades viñamarinas.

Así lo explicó Cristian Mayorga, del Movimiento “Viña de los Cerros” y “Centro Cultural La Mandrágora”, quien agregó que “venimos de los cerros a abrir la ciudad, porque siempre hemos estado excluidos del desarrollo que promueve esta ciudad Jardín, hemos tenido que solucionar nuestras problemáticas a partir de la autogestión, levantamos las ollas comunes, sin ningún recurso de este municipio. Desde ahí nos posicionamos para venir a cambiar este municipio corrupto, por lo que están todos y todas invitadas a ser parte de este cambio”.

Consultado respecto a las primarias del próximo domingo, Mayorga aseguró que “nuestra alcaldía tiene un proyecto que está trabajando desde hace más de 30 años en los cerros. No estamos en campaña, es lo que estamos haciendo día a día y hace mucho tiempo. Para este domingo llamamos a la gente a que participe de sus territorios, porque son estos los que van a dar la fuerza para poder levantar y cambiar esta comuna. Creemos que la participación real está en los territorios, con las organizaciones, las asambleas y de ahí nos vamos a levantar para abrir el municipio y cambiar la Constitución de Chile”.

Visibilización de personas mayores

Leonora Díaz, vecina del sector de Las Colinas y perteneciente a la Comisión de Adultos y adultas Mayores de la Alcaldía Territorial aseguró que “este proyecto se juega porque los mayores aporten al desarrollo de esta comuna y de la sociedad”, argumentando que “queremos integrar a cada persona mayor a la comunidad con la autonomía y el mantenimiento de un envejecimiento activo, la co-educación con otros grupos etarios, la disposición de centros de día para los mayores, donde no existan, cuidadores formales e informales de mayores que lo requieran, monitoreo desde el nuevo marco municipal para los establecimientos de larga estadía”.

Parques naturales y salud en resistencia

María Elena Parra, vecina de Santa Inés y perteneciente a la Asamblea Constituyente Autoconvocada del sector, apuntó a los problemas ambientales y sanitarios que afectan a la población viñamarina al explicar que “nos quieren hacer una mega-construcción, una carretera en 6 oriente y están sacándole las casas a la gente, les están pagando migajas y ni siquiera van a poder tener otra habitación, eso para beneficiar a las constructoras, a la inmobiliaria Las Salinas”.

Respecto al bullado proyecto, Parra explicó que “quieren ocupar bacterias que no sabemos cuáles pueden ser las repercusiones en la salud de la población, estamos hablando mínimo de 3 kilómetros a la redonda y desde Las Salinas hasta la municipalidad llegaría la contaminación. Además, nosotros estamos en problemas con las juntas de vecinos que están vendidas a las inmobiliarias, necesitamos por favor que la gente se una y se tomen sus juntas de vecinos. La gente que necesita su salud, porque acá están tranzando con la salud de los vecinos y les insto, en todos los barrios, a hacer sus asambleas constitucionales porque necesitamos una alcaldía territorial que lleve lo que nosotros posicionamos, lo que nosotros queremos y necesitamos”.

Propuesta para Pueblos Originarios

Iván Melillán, perteneciente a la Comunidad Mapuche Williche Raimil Antilef realizó un llamado “a la organización y que las personas indígenas que se encuentran en Viña del Mar digamos basta a esta invisibilización y negación, ya hemos pasado por cuántos años y en la historia ni siquiera nos mencionan como algo vivo. Estamos aquí, somos generaciones nacidas en Pikun Va, tenemos que volver a lo propio, concentrarnos, a organizarnos, por las aguas y nuestros recursos naturales. No es posible que una inmobiliaria destruya nuestro eco-sistema y fuentes de agua y quede impune. Basta de corrupción de este municipio, basta de invisibilización, necesitamos posicionar los pueblos originarios y darles el valor que se merecen, no sólo dentro de una cultura nacional, sino que dentro de la riqueza y el aporte que hacemos día a día como cultura”.

Viña del Mar sin cultura

El Payaso Chocolate (Matías) se refirió a la realidad de los y las artistas callejeras en “la ciudad bella” asegurando que “Viña del Mar es una de las pocas comunas que no tiene plan de cultura, la plata de cultura se va toda al festival de Viña, donde le pagan a grandes artistas, y los artistas callejeros que andan en el semáforo y en la calle, somos, criminalizados, por lo que la idea es invitarles a que participen de este movimiento, participen de las organizaciones. Activemos la ciudad, tomemos el poder, porque este municipio nefasto no nos representa y ningún político nos va a venir a representar, así que como vecinos y vecinas, empoderémonos y organicémonos”.

Accesibilidad e inclusión

Por su parte, Edgar Guajardo, perteneciente a la Comisión de Inclusión y accesibilidad del proyecto, aseguró que “nos enfrentamos a varias barreras arquitectónicas en la ciudad, por lo que requerimos potenciar el departamento de la discapacidad, desde un enfoque social y de derechos, conformar un consejo comunal que permita ampliar las oportunidades para las personas con discapacidad y movilidad reducida”.

Guajardo destacó que “es importante una fiscalización efectiva que permita eliminar las barreras de accesibilidad en los edificios públicos, implementar un catastro comunal de personas con discapacidad, además de cuidadores y cuidadoras, organizaciones que trabajan desde la diversidad, sumado a cooperativas en apoyo a la inclusión socio-laboral, entre otras acciones”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *