Siete accidentes caseros comunes y cómo tratarlos de mejor manera

Usar un antiséptico adecuado y mantener cuidados los días posteriores es lo principal a la hora de tratar estas situaciones, que ocurren día a día en el hogar y que son mucho más común de lo que pensabas. Un especialista explica qué hacer en caso de que hoy o mañana te ocurran a ti.

Te rompiste el talón con ese zapato soñado, o te quemaste al tomar una olla sin la protección adecuada en las manos. Son accidentes que ocurren a diario en cualquier hogar, y ante los que muchas veces no sabemos cómo reaccionar.

¿Utilizar alcohol o solo agua? ¿Con qué podrá cicatrizar mejor? Son preguntas que nos hacemos en el momento, sobre todo si el accidente le ocurrió de nuestros hijos, lo que sin duda causa más preocupación.

El doctor Roberto Rebollar, especialista en cirugía general de la Universidad Nacional Autónoma de México y vocero de Microdacyn, (www.microdacyn.cl) explica que una herida se define como una lesión en nuestro cuerpo y que se pueden clasificar en Traumática, que incluya aquellas que necesitan cirugías; No Quirúrgicas, como cortaduras o mordeduras y No traumática, que pueden ser vasculares e infecciosas.

Estas heridas pueden infectarse y complicarse, señala el especialista, pudiendo llegar incluso a la pérdida de una extremidad, como es el caso, del pie diabético. Por lo anterior, es de gran importancia de mantener una herida limpia y en condiciones adecuadas para su correcta cicatrización.

“Es por ello que, debemos tener en cuenta 4 factores importantes: el tipo de herida, el agente causal (tipo de bacteria), virulencia (agresividad de la bacteria), y el manejo que se le brindará a esta herida. Cada herida será tratada de distinta manera dependiendo de su causa, tipo y estado y lo más importante el objetivo principal, será siempre disminuir la carga bacteriana, eliminar el foco infeccioso y potenciar la cicatrización”, señala el médico experto en el manejo de heridas.

Acá te mostramos los 7 accidentes más comunes y cómo debemos tratarlos

  1. Pensó que la olla estaba fría: Los niños son muy curiosos, y muy común en ellos es entrar a la cocina y tocar lo que ven. Aunque tengamos mucho cuidado, los accidentes ocurren en un segundo y que ellos se quemen puede ocurrir más seguido de lo que esperamos. En estos casos el agua es lo más recomendable, pero también una solución de superoxidación que alivie y limpie la quemadura, es una muy buena opción.
  2. Te dio hipo en el peor momento: Y si ese momento es el afeitado, entonces un corte puede ocurrir a diario y dejarnos una herida en el peor momento. Utilizar un buen antiséptico de manera inmediata, ayudará además a una buena cicatrización posterior.
  3. Ese tranquilo paseo no salió como esperabas: Amamos a nuestras mascotas, y sacarlas a pasear es algo que hacemos a diario. Pero si nuestro perro quiere salir arrancando y llevarnos a nosotros con él. Las caídas en estos momentos son algo regular y lo más importante es limpiar la herida de inmediato, para evitar infecciones posteriores.
  4. A veces los más bellos zapatos requieren sacrificios: Amamos ese par de zapatos, pero siempre lastiman nuestros pies. Si bien parece una herida superficial, el no cuidarla puede provocar algún tipo de infección, que te impida volver a usar esos zapatos soñados.
  5. Salta, salta, salta: Corren todo el día, y se lanzan desde donde estén ubicados. Nuestros hijos son inquietos por naturaleza y las caídas ocurren a diario.  Contar con un buen antiséptico en nuestro botiquín es muy necesario.
  6. Para ser bellas: Nadie lo cree, pero el alisarse el cabello a diario puede ser incluso peligroso. Uno de los accidentes más comunes, es quemarse la oreja o parte del rostro con la plancha para cabello y además de ser muy doloroso. El agua es fundamental, pero una solución de superoxidación, que no duele y sí alivia, también es una buena opción.
  7. Un verdadero Máster Chef: Quieres lucirte en la cocina, pero el cuchillo es más rápido que tú y un corte puede arruinar todo. Enjuagar la herida, aplicar un antiséptico y en caso de una herida más grave, acudir a la urgencia.

El Doctor Roberto Rebollar, explica que la OMS ha definido el antiséptico ideal, el cual tiene las siguientes características: No ser dañino al cuerpo, que no genere resistencia bacteriana, que pueda combinarse con otras sustancias, estable, que no manche los tejidos sobre todo de amplio espectro microbicida.

“Si bien es cierto aún no existe tal solución, actualmente existe un grupo de antisépticos que se acerca a estas características: las Soluciones de Superoxidación o Superoxidadas, que han demostrado en más de diez años su alta eficacia, y efectividad en diversos estudios científicos en todo el mundo, contra infecciones en las heridas. Y no solo eso, si no que se ha demostrado que aumentan la velocidad de cicatrización de los tejidos. Dicho de otra manera, en el manejo de las heridas complicadas e infectadas, hoy tenemos otra herramienta para el control de la infección local”.

Este tipo de soluciones ya están en Chile y es posible adquirirlas, tanto por profesionales de la salud, como por personas que quieran tenerlo en su hogar a modo de prevención o para enfrentar, incluso quemaduras recientes.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *