Alumnos de Quilpué crearon murales con tapitas de plástico recicladas

La iniciativa impulsada por el alcalde Mauricio Viñambres, a través de la Dirección de Gestión Ambiental de la Municipio, contó con la participación de diez establecimientos municipales de la comuna.

Una felicitación especial entregó el alcalde Mauricio Viñambres, para cada uno de los alumnos y alumnas que participaron con gran entusiasmo en la segunda versión del concurso “Reciclarte, Murales con Tapitas”, evento que busca fomentar valores medioambientales en la ciudadanía, además de incentivar la cultura del reciclaje en estudiantes y crear  conciencia en el manejo de los residuos sólidos domiciliarios.

La iniciativa impulsada por el jefe comunal de Quilpué, a través de la Dirección de Gestión Ambiental de la Municipio, contó con la participación de diez establecimientos municipales de la comuna, quienes debieron crear sus murales utilizando tapitas plásticas y otros materiales reutilizables.

En el concurso participaron la Escuela Delfina Alarcón, Colegio Luis Cruz Martínez, Liceo Técnico Profesional Mannheim, Colegio Theodor Heuss, Liceo Politécnico Marga Marga, Colegio Eleuterio Ramírez, Colegio Ignacio Carrera Pinto, Escuela Teniente Serrano, Colegio Manuel Bulnes y Colegio Darío Salas, quienes desarrollaron hermosas piezas de arte en base a material reciclado.

Evaluación

Las diez obras presentadas fueron evaluadas por un jurado compuesto por personal de la Dirección de Gestión Ambiental y la Dirección de Cultura, quienes consideraron elementos como la creatividad, el uso de tapitas y su combinación de colores, sumado a la temática ambiental y la ubicación visible del mural.

Tras una extensa evaluación, el primer lugar fue para el Colegio Luis Cruz Martínez, quienes recibieron como premio tres contenedores de reciclaje y un deshidratador solar de frutas. El segundo puesto fue para el Colegio Theodor Heuss, establecimiento que también recibió tres contenedores de reciclaje. Y el tercer lugar lo obtuvo el Colegio Darío Salas, quienes recibieron una lombricompostera con lombrices rojas californianas, además de un taller de inducción.

“Me parece muy bien porque ayudamos al planeta e hicimos un mural en el colegio, para que todos vieran como nosotros hemos estado intentando que no contaminen más el planeta. En el mural dibujamos paneles solares en el mural, que son los que le dan la energía a la casa, para que así no tengamos que contaminar con petróleo y otros elementos. Esperamos que la gente aprenda que debemos intentar no contaminar tanto el planeta, porque si no podemos llegar a morir por nuestros propios errores”, comentó Isidora Vásquez, alumna de 5° básico del Colegio Luis Cruz Martínez.

Por su parte, Joscelyn Palavecino, alumna de 8° básico del Colegio Theodor Heuss, agregó que “me pareció bien, porque estamos reciclando para no dañar el medioambiente y nosotros poder estar un tiempo más en este planeta, porque se supone que si se ensucia más el planeta, va a tener menos años de vida. Espero que la gente utilice los elementos reciclados para hacer cosas bonitas para decorar la casa o cualquier cosa”.

Finalmente, Juan Pablo Valenzuela, alumno de 8° básico del Colegio Darío Salas, dijo que “me pareció entretenido, ya que pude hacer algo antes de irme del colegio, además de apoyar a mi escuela para que sea un poco más linda. Me parece bien que ayuden, ya que todos queremos un mundo bueno, un país sano, sin dificultades, sin peleas, guerras, así que contento por todo el apoyo que tuvimos”, concluyó el estudiante

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *