Docente de UPLA: “La comunidad de Laguna Verde no puede seguir consumiendo esa agua”

Docente de la Universidad de Playa Ancha presentó resultados de estudios académicos sobre aguas superficiales y subterráneas de la localidad, que presentan alto grado de contaminación.

Ante la comisión de Salud y Medio Ambiente del concejo municipal de Valparaíso, expuso la doctora Cecilia Rivera, académica de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas e integrante del Grupo experto UPLAguas, para explicar el problema de contaminación de las aguas superficiales y subterráneas de Laguna Verde.

Convocada por la presidenta de la comisión, Ruth Cáceres, la doctora Rivera dio cuenta de los resultados de trabajos de investigación académica, realizados en Laguna Verde en el marco de tesis de pregrado que la UPLA desarrolla desde el año 2013 a la fecha, y en el que se ha incorporado la Universidad de Santiago de Chile, así como estudios científicos internos.

“Como universidad estatal tenemos el rol de proteger a la comunidad a través de la investigación. Y, como academia, no solo nos ocupa la formación de estudiantes, sino también tenemos un rol de la comunidad de ayudarlos a través de datos técnicos en la protección del medio ambiente y de la salud”, aseveró la doctora Rivera.

Respecto de las aguas superficiales explicó la académica UPLA a la comisión que, principalmente las aguas del estero El Sauce son contaminadas de manera industrial, desde la zona de Placilla y llegan a Laguna Verde por falta de fiscalización de la zona alta. Dijo la docente que esa agua no puede utilizarse como se hace ahora para la práctica de kayak, porque constituye un riesgo sanitario para los residentes y turistas que se bañan ahí.

En cuanto a las aguas subterráneas, el problema radica en que la población consume agua cuyo origen desconoce. Solo el 40% de los habitantes se abastece de agua potable rural, que administra una cooperativa local y extrae de pozos del lugar, y el resto de la población compra agua sin tratamiento sanitario, de camiones que llegan a la localidad.

 “La comunidad está consumiendo agua subsalina a salina, con coliformes, con nitrato, plomo, hierro y otros metales, por tanto en la actualidad la mayor problemática es que la comunidad no puede seguir consumiendo esa agua. Tiene que ser abastecida con un agua potable segura. La universidad ha hecho todos estos estudios de forma gratuita. Como academia hemos hecho capacitaciones y charlas a la comunidad informando estos datos”, precisó.

EXIGEN SOLUCIONES

Durante la cita, la abogada de la comunidad de Laguna Verde, Consuelo Requena, exigió a las autoridades tomar medidas para proteger a los pobladores frente a un agua que no es segura. “Venimos a solicitar que la municipalidad se haga cargo de su función de salud pública. En estos momentos los habitantes de Laguna Verde estamos consumiendo agua contaminada, agua que ni si quiera es apta para riego, por lo tanto necesitamos una solución hoy respecto al acceso al agua segura, no contaminada”.

Cabe recordar que la abogada presentó en abril una recurso de protección en contra de la empresa Girsa que administra el relleno sanitario El Molle -por la descarga permanente de líquidos percolados que afectan a la localidad-, contra la Municipalidad de Valparaíso y en contra de la Secretaría Regional Ministerial de Salud, por faltar a sus roles de fiscalizadores respecto de la empresa, y como garantes de la salud pública.

En la reunión participaron también el jefe de la oficina regional de la Superintendencia de Medio Ambiente, Sergio de La Barrera; el presidente de la Cooperativa APR de Laguna Verde, Colville Smith; el encargado de Aseo del municipio porteño José Ruiz, y la presidenta de la junta de vecinos de Laguna Verde, Julia Poblete.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *