Experta en nutrición de la UPLA realiza clara advertencia: “La dieta se relaciona con la salud y no con la estética”

Doctora Mirta Crovetto, quien preside a nivel regional el Colegio de Nutricionistas de Chile, entregó ocho recomendaciones clave para quienes buscan bajar de peso tras las celebraciones de fin de año.

No es extraño que después de las fiestas de fin de año, las balanzas marquen un alza de dos o tres kilos, especialmente en nuestro país, donde las celebraciones están asociadas a una ingesta de alimentos altamente calóricos y abundantes. En este contexto, la idea de iniciar una dieta es frecuente.

Al respecto, la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), doctora Mirta Crovetto, hace una clara advertencia al precisar que la dieta se relaciona con la salud y no la estética.

“Lo más importante, en relación a la baja de peso, es que las personas puedan cambiar los hábitos alimentarios y desarrollen una actitud responsable en relación a su salud. Ello implica que las personas tomen conciencia de que cada uno es responsable de cómo se alimenta”, afirmó.

La profesional, que además es la presidenta regional del Colegio de Nutricionistas de Chile, aclaró que no existen dietas poblacionales, sino solo orientaciones generales consensuadas y responsables. Por tanto, todas las dietas que prometen una baja de peso en el corto plazo son riesgosas.

Lo anterior cobra importancia si se considera que en nuestro país el 70 por ciento de la población adulta presenta problemas de peso (sobrepeso y obesidad), valor que alcanza el 50 por ciento en los niños.

“La obesidad y el sobrepeso es un problema de salud pública, no solo en nuestro país, sino a nivel mundial, y por eso, ello tiene que ver con conductas, con hábitos, y con la forma en que cada uno de nosotros se hace responsable de su propia salud. Por esto, todas aquellas dietas que no apunten a estos cambios conductuales y cuyos efectos se vean a corto plazo, son muy peligrosas”, afirmó la especialista.

ESTEREOTIPOS

Mirta Crovetto planteó que el comportamiento de las personas frente a las dietas está influenciado por diversos factores como la publicidad, el estilo de vida (por ejemplo, comer fuera del hogar) y los estereotipos de belleza que ubican a la delgadez como requisito para el éxito, entre otros.

“En este contexto, hay íconos de belleza física que no corresponden con nuestro genotipo, con nuestra raza y nuestras características estructurales. Esto provoca una gran distorsión en las personas, porque se asocia el ser delgada, al éxito y felicidad, y eso es un error. Lo importante es la orientación hacia la mantención de la salud y disponer de un estado nutricional acorde a su peso, estatura y edad”, sostuvo la especialista, quien otorgó un rol fundamental a la familia, pues es ella la que genera y promueve los principales lazos afectivos y de autoestima.

FACTORES DE RIESGO

Por el contrario, Mirta Crovetto fue clara en precisar que debemos estar atentos a nuestro estado nutricional y a nuestros hábitos, pues ellos afectan nuestra salud. Por ejemplo, dijo que se sabe que un tercio de las personas no toma desayuno, lo que es grave, pues para muchos es el inicio de un desorden alimentario que generará trastornos futuros.

Junto con ello, recalcó que evitar los kilos de más es un tema de salud (no estético), pues el sobrepeso y la obesidad se relacionan directamente con enfermedades crónicas no transmisibles, de desarrollo lento y de alto impacto, como distintos tipos de cáncer, hipertensión, colesterol alto y diabetes, que corresponden a factores de riesgo cardiovascular.

La pregunta que surge es ¿quiénes deberían someterse a una dieta? La profesional es clara: todas aquellas personas que se han desviado de su estado de nutrición normal, es decir, que tienen un índice de masa corporal mayor al que deberían tener de acuerdo a su estatura.

8 RECOMENDACIONES PARA UNA ADECUADA ALIMENTACIÓN:

  • No comer solo
  • Evitar comer frente al televisor
  • No saltarse comidas
  • Tomar siempre desayuno
  • Evitar ingerir líquidos endulzados
  • Evitar consumir alimentos procesados
  • No abusar del alcohol
  • Comer abundantes ensaladas y carnes magras
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *