Fin de año y olas de calor: Qué hacer ante un aumento de los llamados bochornos en la menopausia.

Una de las soluciones a las molestias que provocan los bochornos en el climaterio es la terapia de reemplazo hormonal.

Se acercan las fiestas de fin de año y las altas temperaturas son pan de cada día. Las mujeres tienen desarreglos diversos en el verano y quizá el más notorio son los llamados bochornos en la etapa del climaterio. La matrona Macarena Moreno, del sitio decidoinformada.cl, aconseja evitar la ingesta de infusiones calientes o un exceso en bebidas alcohólicas. “Los bochornos suelen comenzar como una repentina sensación de calor en la parte superior del pecho y la cara, acompañado de sudoración y palpitaciones y luego, se diseminan por todo el cuerpo con una duración aproximada de dos a cuatro minutos” indica. Macarena Moreno comenta que esta situación puede ocurrir desde una o dos veces al día hasta la molesta recurrencia de una vez por hora durante el día y la noche.

Advierte que el fin de año es una época propicia para aumentar su frecuencia ya que se producen por estrés emocional, comidas abundantes, consumo de alcohol y cambios bruscos de temperatura. Para combatirlos recomienda buscar pasar el tiempo en sitios con una temperatura ambiente baja, ponerse toallitas húmedas en el cuello y vestirse en capas para poder eliminar las que sobran. La matrona explica que la mayoría de las mujeres sufren estos síntomas durante un promedio de dos a cinco años, y lo habitual es que se produzcan durante la noche, lo que provoca que las mujeres despierten varias veces y tengan dificultades para conciliar el sueño.   

Un excelente aliado dice la experta de decidoinformada.cl, es la terapia de reemplazo hormonal que ayuda a disminuir los síntomas. Aclara que lo anterior debe estar acompañado por un estilo de vida saludable con una dieta equilibrada y una frecuencia mínima de ejercicio de tres veces por semana. Macarena comenta que la falta de estrógenos es un factor importante de riesgo, ya que sin esas hormonas existe un aumento en la posibilidad de desarrollar enfermedades tales como problemas cardiovasculares.

5 consejos que funcionan para esta ola de calor:

·         Si haces ejercicio al aire libre, o tienes padecimientos respiratorios; debes tomar medidas para mantenerte fresca ante los aumentos de temperatura, además de disminuir la actividad física entre las 11:00 y las 16:00 horas.

·          Toma agua de manera más frecuente y no esperes a tener sed; evita el sol directo y procura permanecer en lugares frescos.

·         En Navidad y Año Nuevo, evita un exceso de bebidas alcohólicas, porque alteran la capacidad de respuesta al calor y favorecen la deshidratación. También las comidas pesadas, con mucha sal o con mucha azúcar, puesto que demoran la digestión y aumentan la deshidratación. La proteína aumenta el calor metabólico y provoca la pérdida de agua.

·         Usa protector solar (de 30 FPS al menos) al salir al aire libre y algún sombrero o sombrilla para proteger la cara y la cabeza.

· El outfit de fin de año es ropa holgada, liviana y de colores claros, ya que así la temperatura corporal baja, en cambio la ropa oscura aumenta la sensación de calor.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *