Gendarmería realiza operativo simultáneo para la desarticulación de bandas criminales

El noveno procedimiento nacional de registro y allanamiento efectuó Gendarmería al interior de las unidades penitenciarias. Estos ejercicios, llevados a cabo en todo el país, han entregado un positivo balance de incautación de sustancias ilícitas, armas blancas, celulares y otros elementos.

Se trata del último operativo masivo llevado adelante durante el presente año y el cual es parte de una serie de registros y allanamientos realizados en los principales penales del país.

La implementación de estos procedimientos ha tenido por objeto desarticular la organización de bandas delictuales que pudiesen operar al interior de los recintos carcelarios. Este accionar se ha desarrollado en el marco de los lineamientos entregados por el Gobierno y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

En este último procedimiento, llevado a cabo este lunes 26 de diciembre, se abarcaron un total de 31 unidades penales, a nivel nacional; alcanzando una población penal de 5.598 internos. Para ello Gendarmería desplegó una fuerza operativa de 1.666 funcionarios/as. Como resultado se incautaron 5.291 armas blancas, además de 805 gramos de sustancias ilícitas. Dentro de los hallazgos también se encontraron 199 teléfonos celulares, entre otros elementos prohibidos.

La Ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Ríos Tobar, expresó que “sabemos que la labor que realiza Gendarmería de Chile es fundamental, no solo en el ámbito de seguridad, sino que también en la reinserción. En concreto, la detección de estos elementos prohibidos que se intentan ingresar a los establecimientos carcelarios, nos permite desbaratar el accionar de organizaciones y bandas criminales que pudiesen operar desde dentro de los penales. Más seguridad penitenciaria es más seguridad pública”.

Por otra parte, el subsecretario de Justicia, Jaime Gajardo Falcón, subrayó que, “con estos procedimientos se ha buscado profundizar el trabajo de control criminal en las cárceles, y así contribuir a la seguridad pública y también de los funcionarios de Gendarmería. Los operativos de incautación que se han desarrollado durante el presente año muestran efectos positivos, porque hay un decrecimiento de algunas categorías de elementos prohibidos incautados, lo que impacta en seguridad, interrumpiendo la comisión de delitos y disuadiendo estos mismos en otros casos”.

El Director Nacional de Gendarmería, Sebastián Urra Palma, dio un balance del conjunto de operativos simultáneos realizados este 2022, manifestando que “han sido efectivos. En total se han intervenido 215 unidades (esta cifra contabiliza la repetición de algunos de los penales más relevantes) y se han incautado 2.781 celulares, 5.291 armas blancas y más de 17 kilos de sustancias ilícitas”.

Además, la máxima autoridad penitenciaria, expresó que “de esta manera la Institución ha logrado sostener efectivamente el control de los penales y ha reforzado el trabajo de resguardo de la población penal”.

REGIÓN DE VALPARAÍSO

Fueron tres las unidades penales de la región de Valparaíso que fueron intervenidas por personal especializado del servicio y en las que se lograron incautar una serie de elementos prohibidos por la administración penitenciaria.

El director regional de Gendarmería, coronel José Luis Meza Guajardo, detalló que: “Efectuamos un registro y allanamiento con los equipos especializados de Gendarmería, tanto la USEP (Unidad de Servicios Especiales Penitenciarios) como los equipos de canes adiestrados. Se allanó el Complejo Penitenciario de Valparaíso, el Centro de Detención Preventiva de Quillota y el Centro de Cumplimiento de San Antonio”.

“Gracias al profesionalismo del personal nosotros logramos encontrar una gran cantidad de elementos prohibidos, como son armas blancas, licores artesanales, droga y teléfonos celulares, lo que , sin duda, va a mejorar la seguridad de estos recintos y, sobre todo, en estas fiestas de fin de año que la población penal está más efervescente”, agregó el director regional.

La labor realizada en las tres unidades implicó la intervención de dependencias que albergan a 465 personas privadas de libertad y en la que se encontraron: 36 teléfonos celulares, 26 envoltorios con droga, un frasco y una bolsa con cantidad indeterminada de cannabis sativa, 52 armas punzocortantes de fabricación artesanal, 25 cargadores de teléfonos móviles y 14 litros de licor de fabricación artesanal.

Este operativo simultáneo viene a sumarse a los allanamientos efectuados previamente en cada uno de los recintos del subsistema cerrado de la región con motivo de las fiestas de fin de año.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *