Hospital Dr. Gustavo Fricke estrena terapias lúdicas y gastronómicas para la recuperación de sus pacientes

Pacientes geriátricos y en rehabilitación tienen nuevas experiencias que mejoran su recuperación y hacen más agradable su estadía hospitalaria.

Se ganó unos calcetines jugando la lota. Eso es lo que compartirá don Ricardo Vergara, de 69 años, cuando le pregunten por su estadía en el Hospital Dr. Gustavo Fricke. Es que la Unidad de Geriatría Aguda – que atiende a adultos mayores para reducir su hospitalización y mantener sus condiciones físicas y emocionales -, tiene como parte de sus terapias la organización de lotos y bingos para fortalecer el alerta mental de sus pacientes.

Terapia de juego

Don Ricardo agradece la iniciativa: “Es muy buena la idea porque así uno acorta el día y se distrae un poquito. Se olvida un poquito de lo que tiene. Está bueno porque así uno se distrae un poquito. Los premios, hoy día es viernes, debían haber sido algo más, más ad hoc al día viernes”, agrega riendo.

Otro paciente satisfecho con esta nueva forma de terapia, es don Urbano Aravena, de 70 años, que acota que “uno se distrae y comparte y con ese trato se olvida un poco de las penas, de los dolores. Se acorta el día, pero cuando se tiene tiempo nomás, que hay que trabajar también acá. Tenemos los kinesiólogos que lo hacen a uno trabajar. Todo eso, eso ayuda a estimular la mente y concentrarse en lo que hace”.

Marlene Soto, fonoaudióloga de la Unidad Geriátrica Aguda explica que “lo hacemos como juego, pero en realidad nosotros lo que hacemos acá es trabajar las habilidades cognitivas enfocándolas en un todo, integrándolas dentro de un día a día. Si bien en este minuto jugamos a la lotería, para ellos es muy agradable, como decía don Urbano, por ejemplo, que logran sacar sus problemas de lado, logran que sea un poco más ameno el día, se les acorta un poco, y además, trabajan atención, trabajan funciones ejecutivas, también trabajan la comunicación con sus compañeros de pieza. Entonces, va enfocado a un tema mucho más global, más que un simple juego”. La profesional agrega que, además, se fortalece la salud emocional de los pacientes, ya que “ellos quieren estar en su casa, en su hogar y muchas veces no pueden o llevan mucho tiempo hospitalizados, entonces lo que se busca es tratar de cubrir un poco la necesidad de esta carencia, en el fondo, tratando de abordarlo de otra forma para que se sientan cómodos dentro del Hospital y que no sea una carga más. Pensemos que ellos, si están hospitalizados, es porque en verdad están enfermos y si uno los saca un poco de esto, van mejorando de a poco, tanto emocional como físicamente”.  

Galletas que mejoran la salud

Sin embargo, no son los únicos que disfrutan de una forma diferente de recuperarse. Así lo explica Jéssica Briceño, paciente de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación, que como parte de su terapia por un accidente cerebrovascular, hizo galletas navideñas, que lleva orgullosamente a su familia. “Me entretuve, aunque a mí no me gusta la cocina, la verdad, no me gusta, ni en mi casa cocino, a lo más hago arroz nomás, pero nada más. Es entretenido porque así uno como que puede hacer más cositas, porque ya no depende de tantas personas, sino que va en uno nomás. Si uno se quiere superar, uno nomás se va a superar”.

Camila Osorio, terapeuta ocupacional de la Unidad de Medicina Física y Rehabilitación explica que el taller de galletas pertenece al equipo de terapia de neurorehabilitación, que cuenta con kinesióloga, fonoaudióloga y terapeuta ocupacional: “El objetivo principal es fomentar esta participación, que puedan interactuar con sus diferentes dificultades, también sus capacidades y principalmente, hacer una actividad recreativa que les permita llevar a cabo todos los objetivos terapéuticos que trabajaron en sus terapias diarias del gimnasio de rehabilitación”.

Agrega que “el cambio principal es el estado anímico durante la terapia, el hecho de poder incentivar más la comunicación, el estado anímico, el participar en un taller grupal, el cambiar el contexto de intervención directa en rehabilitación puramente como técnica de rehabilitación, sino que (hacer) una actividad más recreativa”. ¿Y cómo quedaron las galletas? “Creo que ricas, todavía no las pruebo, así que ahí se las voy a dar”, afirma contenta Jéssica.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *