Hospital Dr. Gustavo Fricke llama a las mujeres para hacerse la mamografía en el Mes del Cáncer de Mama

La región tiene la segunda tasa de mortalidad más alta en el país a causa de esta patología que se puede tratar y prevenir precozmente.

En el Mes del Cáncer de Mama, las campañas mundiales se enfocan en la prevención, y en particular en la mamografía como método de detección temprana. Sin embargo, las cifras de mortalidad a causa de esta patología son muy altas en nuestro país. “La estadística a nivel nacional es poco alentadora”, afirma la Dra. Mitzi Carrillo, Jefa de Patología de Cabeza, Cuello, Mama y Partes Blandas del Hospital Dr. Gustavo Fricke. “La quinta región, es la segunda en todo el país con mayor mortalidad. Eso significa que es muy probable que nuestras pacientes estén llegando tarde a consultar. Nuestra mortalidad está por sobre 35 por cien mil, eso es altísimo. Entonces, algo está pasando con nuestra detección temprana, con hacerse la mamografía, cuidar los hábitos. O estamos encontrando enfermedades muy tarde en el momento del diagnóstico”, señala la cirujana mastóloga.  

Prevenir antes de los síntomas

¿Y cuáles son esas acciones imprescindibles para reducir no solo la mortalidad sino la incidencia del cáncer de mama y la calidad de vida de la mujer?

La Dra. Carrillo es enfática: “No esperar a tener síntomas, no esperar a encontrarse algo, sino ir a su consultorio y tomarse la mamografía;  al menos una vez al año mamografía y a veces, ecografía acompañada.  Y por supuesto, cuidar hábitos, que es muy importante: alimentación saludable, mantener un peso adecuado, mantener una dieta rica en fibra, mantener una dieta rica en vegetales, baja en grasas y sin alcohol”.

Y respecto a la diferencia entre hacerse el examen antes o después de los primeros síntomas, es más enfática. “Una mamografía es una imagen que encuentra algo, digamos, casualmente. Entonces uno puede pesquisar una enfermedad cuando no es identificable porque no se toca, porque no hay ganglios, porque no está extendida. Habitualmente, es una enfermedad localizada que está solamente limitada a la mama. Distinto es cuando yo me presento con algo que yo me toqué, que se hundió, que sangró, eso probablemente es una enfermedad en un estadio más avanzado; mientras más avanzado el estadio, el tratamiento es más complejo”.

Tecnología de punta al alcance de la mano

Las pacientes derivadas a la Unidad desde el Consultorio, ya sea por sospecha de cáncer o porque requieren más estudios, encontrarán en el Hospital Dr. Gustavo Fricke un equipo multidisciplinario: “Los médicos que atendemos acá somos cirujanos mastólogos certificados a nivel nacional por la especialidad, y aparte tenemos el equipo de radiología, son radiólogos expertos en patología mamaria. Fuera de eso, están todas las Unidades asociadas, en Imagenología van a  encontrar toda la parte de mamografía, estudios ecográficos, biopsias a través de mamografía, que son las biopsias core, y asimismo, otra serie de procedimientos que rodean todo el tratamiento y todo lo que implica el cuidado de nuestras pacientes de cáncer de mama para diagnóstico, tratamiento y seguimiento”, afirma la cirujana.

El Dr. Sebastián Paredes, radiólogo de mama del Hospital Dr. Gustavo Fricke complementa la información señalando que “realizamos alrededor de 400 mamografías al mes, 150 ecotomografías en promedio al mes, biopsias son alrededor de 40 al mes y 20 biopsias estereotáxicas”.

El especialista explica de qué se trata la biopsia core y la estereotáxica, que existe de manera limitada en el país: “Aquellas lesiones que se pueden ver bajo el ultrasonido, en ecografía, se van a denominar biopsias core, que son a través de una aguja más fina. Versus el otro método que tenemos acá, que no está en otras partes, en ninguna de la región, es la biopsia estereotáxica que se hace mediante rayos X, igual que una mamografía. Se usa el principio de la mamografía para localizar aquellas lesiones que se ven solo bajo rayos X y no por ultrasonido. Este es el único Hospital público que está al norte de Santiago que cuenta con la fortuna de tener biopsia estereotáxica a la mano. En la región, antes los pacientes se mandaban a Santiago, ya llevamos año y medio con el privilegio de tener este sistema que ha beneficiado enormemente a las pacientes tanto de Viña del Mar, Concón, Puchuncaví, Quintero, como también aquellas del interior, de Quillota, Quilpué y Villa Alemana”.

Finalmente, el radiólogo explica por qué hay temor de hacerse la mamografía: “Muchas pacientes dicen que no se palpan nada, que no sangran nada, que cómo van a tener algo y que tampoco tienen antecedentes familiares, pero eso es un bajo porcentaje. Nosotros estamos aquí para el diagnóstico precoz de los cánceres. Esos cánceres incipientes, que comienzan como microcalcificaciones que uno pesquisa a través de la mamografía y luego a través de la mamografía estereotáxica para el diagnóstico, aquellos cánceres pequeños que por supuesto va a favorecer enormemente a la sobrevida y calidad de vida. Entonces la invitación es a que las pacientes se concienticen, porque muchas se quejan de que las mamografías duelen, pero yo les digo que las mamografías bien tomadas, por un tecnólogo médico bien formado, no debería doler”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *