IPS San Antonio intensifica trabajo en terreno para acercar beneficios a la ciudadanía más vulnerable

La asistente social  Ángela Vargas resaltó especialmente la labor realizada en el Condominio Viviendas Tuteladas, pues se trata de residencias para personas de tercera edad en situación de vulnerabilidad que normalmente desconocen que pueden acceder a determinadas prestaciones.

     Por Carolina Hernández.

El despliegue en terreno implica llegar a la propia casa de los beneficiarios que tienen dificultades para movilizarse.​
El despliegue en terreno implica llegar a la propia casa de los beneficiarios que tienen dificultades para movilizarse.​

      Una serie de capacitaciones y charlas en terreno para informar en torno a beneficios y prestaciones de seguridad social sigue impulsando el Instituto de Previsión Social (IPS) en la provincia de San Antonio, con el objeto de empoderar a la comunidad y procurar que la ciudadanía más vulnerable no se quede al margen de aquello que les corresponde por ley.

El jefe de la Sucursal San Antonio, Alberto Lillo, explicó que las acciones se han intensificado en el marco de “un proyecto social que hemos impulsado para captar a distintos beneficiarios que desconocían que podían optar a alguna prestación; tras informarse y hacer los procedimientos correspondientes, hemos estado en condiciones de favorecer a muchos adultos mayores, lo que nos satisface y alegra”.

En ese contexto, la asistente social  Ángela Vargas, recordó  cómo fue posible dar con el paradero de la señora Graciela del Carmen Rosas Hernández, quien hace cerca de dos años vive en el Condominio Viviendas Tuteladas (residencias facilitadas en comodato  por el Servicio Nacional del Adulto Mayor personas de tercera edad en situación de vulnerabilidad).

La profesional relata que la señora Rosas –cuyo marido falleció hace aproximadamente 8 años- recibió durante todo ese período una pensión de viudez cancelada por su AFP, pero “no fue sino hasta una visita realizada al condominio durante el primer semestre de este año que pudo optar al Aporte Previsional Solidario de Vejez(APSV)”.

La asistente social del IPS agrega que “la misma suerte corrió don Cristóbal Cabellos quien recibía un Aporte Previsional Solidario de Invalidez (APSI), pero razones de salud le impedían realizar trámites, por lo que una visita de este tipo permitió acoger una solicitud especial de APSV, considerando que en diciembre próximo cumplirá los 65 años”.

El jefe de la Sucursal y la asistente social destacaron que las atenciones llevadas a cabo en el Condominio Viviendas Tuteladas “son totalmente personalizadas y cada caso es revisado y evaluado atentamente, para poder entregar ayudas complementarias a quienes más lo necesitan, lo que sin duda es muy bonito y gratificante”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *