[Opinión] Ley de Fármacos II: Una sola estrategia no resuelve los problemas del mercado farmacéutico

Por Elmer Torres, Vicepresidente de la Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos (ASILFA)

Al igual que muchos otros países de la región, Chile busca introducir un modelo de regulación de precios de medicamentos con la finalidad de reducir el gasto de bolsillo de la población, lo que se traduce en la denominada Ley de Fármacos II. Sin embargo, es preciso ser precavidos debido a que una regulación basada en precios de referenciación internacional que utiliza como unidad de análisis los productos regulados o sus competidores, no generara cambios radicales por sí sola, por lo que estas políticas deben tener cuidado de mantener los incentivos correctos.

En Asilfa estamos de acuerdo con toda política pública y privada que garantice acceso oportuno y universal a medicamentos de calidad. Sin embargo, consideramos que una sola estrategia no resuelve los problemas del mercado farmacéutico, pues regular la totalidad del mercado limitará la competencia, y afectará directamente los medicamentos de mayor utilización por los pacientes, los genéricos y genéricos de marca, lo que puede tener el efecto contrario al que se está buscando a través de dicho proyecto de Ley.

Los laboratorios que forman parte de ASILFA producen y distribuyen los medicamentos genéricos y genéricos de marca más económicos de Latinoamérica: según Close Up de agosto 2022, estos genéricos tienen un valor promedio de 1,1 dólar versus 4,3 dólares en Latinoamérica. Dado este esfuerzo, ASILFA manifestó desde un comienzo su preocupación frente a una misma fijación de precios para todo el mercado, ya que consideramos que la regulación de precios debería ser solo para medicamentos sin competencia, que en Chile son los más caros de la región, así como para aquellos que se alejen excesivamente a lo determinado por el Observatorio de Precios planteado en este proyecto de Ley.

Si bien todavía quedan puntos pendientes en la discusión que está llevando a cabo la Comisión Mixta, uno de los temas relevantes y que está en el espíritu original de la ley -donde en su rótulo declara “evitar la integración vertical de laboratorios y farmacias”, aún no se ha visto reflejado en ningún artículo. Sobre este punto que distorsiona al mercado farmacéutico chileno no hemos visto ningún avance, por lo que consideramos que aún estamos a tiempo para que la Ley de Fármacos II regule y garantice que un mismo grupo económico no sea el controlador y dueño del laboratorio, distribuidora y las farmacias, así como que estas últimas y los almacenes farmacéuticos, no puedan ser propietarias de registros sanitarios de medicamentos, ni que los laboratorios puedan tener farmacias.

Otro aspecto de gran importancia que involucra el proyecto de Ley, alude a la receta exclusiva por DCI. Desde ASILFA, el intercambio de productos representa riesgos para los pacientes, que en algunos casos pueden ser serios si consideramos que en un universo de productos, en que la mayoría de ellos no ha demostrado intercambiabilidad y en que los productores extranjeros no son fiscalizados por el ISP. Esto se ve agravado por los plazos insuficientes que se consideran en la propuesta, para cumplir con estos estudios, totalmente insuficientes.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *