[Opinión] Transporte local de Casablanca: De la escasez ferroviaria a la electromovilidad

Por Alex Santander, Concejal de Casablanca.

La definición del proyecto de tren Valparaíso-Santiago propuesto por el gobierno deja afuera del radar ferroviario a la comuna de Casablanca y esto nos hace preguntar ¿es fundamental este proyecto para la ciudad? ¿Aumentarían los turistas a las viñas y otros atractivos locales? ¿Mejorará la conectividad de vecinos/as que estudian y trabajan diariamente en la capital? ¿Se proyectará transporte de carga para un puerto seco en nuestra comuna? Suponiendo que sí, pero no teniendo la solución en nuestras manos, es importante enfocarnos en nuestra propia casa.

Nuestra comuna posee un claro déficit en el transporte público -situación que evidencia diariamente la ciudadanía- en donde la oferta es acotada, de alto costo, con una mínima frecuencia diurna y nula presencia de recorridos durante la noche. Tal vez, la futura Ley #QuepaselaMicro impulsada por el Diputado Luis Cuello, nos pueda ayudar en levantar un sistema público y municipal de locomoción colectiva, considerando las limitantes de la constitución actual, la cual impide la creación de empresas por parte de los gobiernos locales y regionales.

Mientras estas reformas constitucionales avanzan, lo que se necesita es una solución práctica y de corto plazo. De esta manera, se vuelve imperioso incorporar nuevos recorridos que compitan con las empresas privadas, bajo un sistema de transporte con lineamientos de comercio justo, accesibilidad universal y eficiencia energética. Para aquello, se necesita una nueva licitación o de lo contrario, la creación de una corporación municipal de fomento productivo, la cual aloje esta empresa municipal. Lo anterior ya ha sido propuesto desde esta concejalía a través de la creación de una cooperativa de transporte local e intercomunal, considerando que la carencia de transporte también afecta a nuestras comunas vecinas del litoral central sur. Esto responde a la vez, al aire descentralizador propuesto dentro del programa de gobierno del presidente Boric así como del gobernador Rodrigo Mundaca, quienes ya han dado señales de aquello en distintos ámbitos.

Esta crisis del transporte local es una oportunidad que se nos presenta para incorporar buses con tecnología eléctrica, avanzar hacia la electromovilidad, así como también un sistema mucho más amigable con el medio ambiente, sustentable y sostenible económicamente. Si bien nuestra comuna no posee la visibilidad del Gran Valparaíso, si poseemos un territorio con una gran extensión. Somos la comuna más extensa de la región y por tanto el desafío de la conectividad intra comunal se vuelve fundamental.

Esto puede ser visto como una medida paleatoria en función de la no ejecución del proyecto de tren rápido, y a la vez como un proyecto piloto con alto potencial, ya que hoy día poseemos una precaria conectividad en nuestros sectores rurales de toda la comuna, sobre todo en la ruralidad como lo son Las Dichas, Lo Orozco, Melosilla, Lo Ovalle, La Vinilla, Maitenes por citar a algunos, y en otros casos nula conectividad como lo son los casos de El Batro y Quintay; todos estos sectores no mejorarán su calidad de vida con el tren de alta velocidad, más si podrían hacerlo con una correcta gestión municipal, y una potencial asociatividad intercomunal.

Existen fondos de inversión en CORFO, Ministerio de energía y otros que podrían apuntar a mejorar la conectividad de todos los casablanquinos a través de un sistema de transporte sustentable, limpio, eficiente y accesible a toda la población de todo el Valle de Casablanca.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *