[Comunicado Público] Respuesta de Agricultores a Ministro Prokurica

Por años los agricultores de Huasco y Freirina hemos alzado la voz denunciando los daños causados por la Minera CAP, la Termoeléctrica Guacolda y Ferronor sin ser escuchados y sin tener apoyo de ningún gobierno.

Hemos presentado recursos en la Corte de Apelación pidiendo protección al derecho garantizado en la Constitución de vivir en un ambiente libre de contaminación. No hemos sido protegidos. Todo se mantiene igual. Las autoridades no escuchan ni nos dan soluciones. Somos pequeños agricultores del Valle del Huasco que vemos con impotencia como se contaminan nuestros olivos y cultivos, que se pierden en el polvo negro que extienden por el valle las grandes empresas. Que distinto es el trato de las autoridades a los remolacheros de Linares comparado con la indolencia y abandono a los agricultores del Huasco.

Gran parte de nuestra producción se malogra o se pierde por la contaminación de la Planta de Pellets de CAP, Guacolda y los trenes de Ferronor. No solo perdemos nuestra producción, sino también la calidad de nuestras aceitunas y aceites de oliva tan demandados por su alta calidad internacional

Nuestra actividad es parte fundamental de la economía autosustentable de nuestro Valle, que junto a la pesca, a cultivos de frutales y hortalizas, a la pequeña minería y pirquenes, a la belleza turística de nuestro Valle, constituyen una sólida base para un modelo de desarrollo autosustentable, respetuoso de nuestra historia y no contaminante.

Es inaceptable que autoridades que representan al Estado, creado para defender el bien común, prefieran proteger a empresas altamente contaminantes que destruyen nuestro Valle, dando la espalda y abandonando a quienes aportamos a la economía cuidando este territorio para hacerlo más fértil y sustentable.

Es inaceptable que las autoridades, que todos los gobiernos, hayan preferido y prefieran proteger intereses económicos de grandes empresas que se enriquecen a costa de contaminar dejando destrucción y devastación, desprotegiendo la economía local y la salud humana de los que habitamos el Valle del Huasco.

Es inaceptable que el Estado, todos los gobiernos, privilegien los intereses económicos y el enriquecimiento de una minoría sin respetar a los que hacemos economía de forma responsable y digna.

El Ministro de Minería se ha dado el tiempo para constituirse en Huasco y dar garantías de que las grandes empresas pueden seguir contaminando, criticando a la Superintendencia de Medio Ambiente, afirmando que hay “funcionarios que extreman las disposiciones”.

Confirma el ministro Prokurica que CAP Minería, Guacolda y Ferronor son intocables, y que podrán seguir contaminando y destruyendo nuestro Valle bajo el amparo y protección del propio gobierno.

Nosotros no tenemos poder económico, ni gobiernos, ni ministros que nos protejan.

Solo nos queda levantar nuestra voz para seguir exigiendo justicia por todo el daño causado por estas empresas.

Solo nos queda seguir defendiendo nuestro Valle, nuestro territorio y a nuestras Comunidades.

 AGRICULTORES VALLE DEL HUASCO

Compartir:
Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *