En el Mes del Accidente Cerebro Vascular: la rapidez es vital

Especialistas del Hospital Dr. Gustavo Fricke alertan sobre la importancia de un tratamiento y una rehabilitación temprana para recuperarse de un ACV.

Aunque se asume que un Accidente Cerebro Vascular (ACV) ocurre al adulto mayor, lo cierto es que puede ocurrir a cualquier edad y es la segunda causa de muerte en Chile. Por eso, esta lesión en el cerebro ocasionada por la interrupción de la irrigación sanguínea, debe ser detectada, diagnosticada, tratada y rehabilitada a tiempo para evitar no solo un desenlace fatal sino las secuelas que pueden afectar la calidad de vida de los pacientes.

En el Mes del ACV, que se celebra a nivel mundial y que concluye el 29 de octubre, la Dra. Anita Olivos, neuróloga del Hospital Dr. Gustavo Fricke explica que “el accidente cerebro vascular es una patología muy frecuente y que puede acarrear grandes discapacidades. Es por eso que en la medida que los pacientes consulten prontamente al Hospital, y podamos categorizarlos de acuerdo a una urgencia como corresponde, que es una urgencia tiempo-dependiente, va a permitir que podamos hacer terapias de reperfusión, que es un tratamiento que se hace con una sustancia endovenosa que se inyecta dentro de cierto periodo de tiempo y que podría destapar el paso arterial para permitir que el flujo se recupere y por ende, la secuela o eventualmente la reversión completa del cuadro clínico”.

Sus síntomas son sencillos de reconocer y requieren ser detectados a tiempo para acudir a una Unidad de Emergencia o comunicarse con SAMU (Servicio de Atención Médica de Urgencia) al 131 para el traslado pronto de una persona con los siguientes signos: “Tienen que ver con el hablar mal o hablar raro, que empiece a no poder expresarse o que no comprenda lo que le dicen; que tenga una asimetría facial, que la carita esté desviada; y alguna debilidad, ya sea del brazo o la pierna. Esos tres síntomas fundamentales son los que deberían hacer que un paciente consulte a un servicio de urgencia y pueda ser evaluado para descartar o iniciar una terapia eventual si tiene las condiciones”, agrega la neuróloga.

Rehabilitación como clave del regreso a la vida cotidiana

Por tratarse de una enfermedad muy frecuente a nivel mundial, el Hospital Dr. Gustavo Fricke cuenta también con un equipo de Medicina Física y Rehabilitación que se dedica a apoyar el regreso de los pacientes a su vida cotidiana de manera funcional, que considera kinesiología, fisiatría, terapia ocupacional y fonoaudiología.

La kinesióloga Claudia Kinsacara, explica que “lo que hacemos en kinesiología es tratar de favorecer la capacidad funcional global del usuario, en sus actividades de vida diaria, intentar que sea lo más independiente posible dentro de su contexto. Nosotros trabajamos harto los desplazamientos, marcha, lo que son las transiciones. Obviamente cada usuario tiene una historia distinta y por ende, un pronóstico distinto. Pero siempre tratamos de fomentar la independencia”.

Camila Osorio, terapeuta ocupacional señala como su tarea fundamental es ayudar a los pacientes a recuperar también “su funcionalidad, que se puedan reestablecer sus roles ya sea de trabajadores, de dueñas de casa, sus trabajos habituales. Ayudarles en su independencia a través de las técnicas de rehabilitación neurológica. De esta manera disminuimos las secuelas que podría conllevar el ACV y en parte los ayudamos a mejorar su calidad de vida”. Su colega fonoaudióloga Tamara San Martín, confirma que “el rol del fonoaudiólogo del ACV se complementa con el rol tanto del kinesiólogo como el del terapeuta, que es devolver al máximo la funcionalidad e independencia al usuario y principalmente yo trabajo desde la comunicación, la deglución, el poder favorecer que pueda desenvolverse mejor, que pueda comunicar sus necesidades, que pueda alimentarse segura y eficientemente, y junto con terapia también trabajamos todo lo que es a nivel cognitivo”.

Los pacientes llegan hasta esta terapia de rehabilitación a través de una derivación médica, que se hace desde el mismo servicio donde se encuentre internado, o a través de Hospitalización Domiciliaria.

#LevantaLaMano en el Hospital Fricke

Para concientizar sobre el #ACV, el establecimiento viñamarino se sumó a Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía de Chile (Sonepsyn), y la Asociación Chilena de Enfermedades Vasculares Encefálicas (Aceve), en su campaña anual, que este año se denomina #LevantaLaMano, para llamar la atención sobre los síntomas de esta enfermedad a través de diferentes actividades con la participación de funcionarios, funcionarias y el voluntariado del Hospital.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *