FISCALÍA CONFIRMA CONTAMINACIÓN EN PRIMEROS EXHUMADOS DE CASO ENAMI VENTANAS

       Finalmente las viudas del bullado caso de los ex trabajadores de la empresa Nacional de minería, Enami, Ventanas, están recibiendo de a poco respuestas tras años de incertidumbre. Esto gracias a gestiones iniciadas por la diputada Andrea Molina el 2011, que posibilitaron que ayer, el fiscal Mauricio Dunner confirmara niveles de contaminación con materiales pesados superiores a los que presenta cualquier persona en los primeros 4 cuerpos que fueron exhumados en septiembre del año 2012.

 

         “Uno de los cuerpos arrojó solo presencia de plomo, pero los demás también tenían cobre e incluso arsénico alojado en los huesos. Ahora, la fiscalía tiene que indagar si la muerte de los ex trabajadores se produjo por esa causa para poder atribuir responsabilidades penales y civiles a quienes correspondan”, puntualizó la parlamentaria. 

 

“Me siento tremendamente vinculada a este caso porque fui una de las primeras personas que presionó para que se comenzara a investigar este caso. Constituimos  el año 2011 una comisión investigadora que duró 8 meses, en la que se instó, mediante la elaboración de un plan, a indemnizar económicamente a ex funcionarios, que resultaran con enfermedades producto de la exposición de contaminantes, compensación que debería ser financiada a través de los ingresos de Codelco”, añadió.

 

Recordemos que familiares de 28 ex trabajadores de la empresa Enami, emplazada en la comuna de Quintero y bajo el control de Codelco a partir del año 2005, denunciaron que sus parientes murieron a causa de intoxicación por la presunta exposición a diversos agentes contaminantes durante los años en que desempeñaron su labor en la planta.

 

En total son 28 los restos que van a ser periciados, 11 de ellos fueron exhumados en octubre del 2012 y en junio de este año y otros 14 serán extraídos de distintos cementerios de la zona y de la Región de Coquimbo para ser estudiados.

 

La legisladora concluyó de manera enfática que, “el hallazgo de los peritos resultará fundamental para probar el daño provocado por la contaminación industrial en la zona. No podemos dejar pasar esto y que en el futuro, habitantes de la zona de Quintero y Puchuncaví, y de tantos otros lados en los que están emplazadas empresas, mueran o se enfermen por la presencia y la exposición prolongada por años a metales pesados”.

 

___________________________________________________________

Valparaíso, miércoles 20 de noviembre de 2013.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *