Hospitalización Diurna del van Buren mejora sus instalaciones gracias a remodelación

Dicho servicio aumentó tanto su superficie de trabajo como la cantidad de tratamientos que se administran y la complejidad de los mismos, tanto para pacientes adultos como pediátricos.

La sala de Hospitalización Diurna de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital Carlos van Buren mejoró su capacidad de atención de pacientes debido a que fue remodelada para mejorar la distribución de su espacio e incluir más cantidad de tratamientos con mayor grado de complejidad, estrategia que permite liberar camas del recinto asistencial.

La remodelación incluyó aumento de la superficie para atender pacientes y nuevo mobiliario y equipamiento como sillones, bombas de infusión, monitores de signos vitales y un carro de paro.

El jefe de Hospitalización Domiciliaria del Hospital Carlos van Buren, Dr. Francisco Vielma, explicó que “la sala de Hospitalización Diurna tuvo una remodelación con la que aumentamos la cantidad de sillones para poder atender a más personas y también sumamos más tratamientos. Pasamos de tener dos sillones para pacientes adultos a seis”.

Con respecto a la atención pediátrica, el médico dijo que fue remodelada el área de los sillones y la camilla “para poder examinar y hacer algunos procedimientos”.

Más atenciones

El facultativo destacó que con la remodelación “ahora contamos con el doble de superficie y con condiciones totalmente renovadas. Ampliamos las posibilidades de atención, de hecho, entre enero y agosto, ya hemos sobrepasado la cantidad de atenciones que hicimos en todo el año 2021, tenemos más posibilidades de atender a más gente y administrar mayor cantidad de tratamientos. Por lo tanto, nuestra capacidad y producción, incluso se ha duplicado”.

Con respecto al número de atenciones del 2022, el médico sostuvo que han sido beneficiados 367 pacientes infantiles y 502 adultos.

Tratamientos más complejos

Asimismo, el Dr. Vielma subrayó que ahora pueden administrar más cantidad de tratamientos con mayor grado de complejidad, en ese sentido, detalló que “incluimos más prestaciones. Anteriormente estábamos enfocados principalmente a los tratamientos antibiótico y algunos coadyuvantes en pacientes oncológicos, pero hoy en día, además incluimos tratamientos de corticoide, inmunoglobulina y citostáticos, anticuerpos monoclonales en su totalidad y algunos elementos pediátricos como, por ejemplo, factores de coagulación que necesitan ser administrado. Además, nos hemos encargado de la quimioterapia ambulatoria en pacientes pediátricos”.

La enfermera supervisora de Hospitalización Domiciliaria HCVB. Sandra Flores, complementó que “al principio comenzamos con pocos pacientes, algunos nefrológicos y después, con la pandemia, empezamos a aumentar tratamientos no oncológicos a pacientes que son oncológicos y ahora, muchos pacientes para tratamiento de déficit de fierro y gammaglobulina”, entre otras prestaciones.

Área pediátrica

Con respecto a la atención de pacientes pediátricos, el jefe de Pediatría del Hospital Carlos van Buren, Dr. Christian Smith, destacó los beneficios de la estrategia descrita y dijo que “para nosotros, desde hace años, ha sido una experiencia muy buena el tener esta posibilidad de manejar a niños de manera ambulatoria con tratamientos que no se pueden realizar en la casa y esta apertura del hospital al manejo de la hospitalización en la sala diurna o con los equipos que van al domicilio del paciente, obviamente mejoran la calidad de su vida, disminuye la ansiedad de los padres y hacen que la medicina sea mucho más humana, pensando en ellos”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *