Liceo Politécnico de Concón destaca con proyectos participativos para mejorar la convivencia escolar

Gracias a proyectos realizados por los propios alumnos el Liceo Politécnico de Concón cuenta con mejoras significativas en su comunidad escolar.  

Una importante iniciativa ha concretado el Liceo Politécnico de Concón, ya que gracias a su Concejo Escolar ha concretado el proyecto “Movámonos por la Educación Pública”, donde la comunidad de asistentes de la educación, equipos directivos, profesores y alumnos.

Uno de los recientes resultados de este espacio participativo fue implementar una zona de estudio al aire libre en el patio del Liceo, implementando mesas y sombra para que los jóvenes puedan participar en clases y a la vez pasar el tiempo libre

Gonzalo Figueroa, director del establecimiento destacó “la recepción de los alumnos y comentó que así se fomenta la convivencia escolar y la vida democrática. Los fondos ministeriales en años anteriores han logrado materializar espacios como un vivero que apoya la carrera de gastronomía”

“El aporte municipal que les ha permitido participar de instancias como la Mesa Comunal de Turismo, reconociendo la mejora en la imagen del Liceo por parte de la comunidad, lo que les ha significado un aumento en su matrícula, cuestión que podría reflejarse, incluso, agregando otro curso de primero medio para el próximo año 2019”,agregó.

Otras de las mejoras que se han realizado en el establecimiento son la reparación de techumbre, arreglo sala de computación y cambio de canaleta de aguas lluvias por un monto cercano a los 18 millones de pesos.

A principios del mes de agosto, los estudiantes tuvieron la oportunidad de votar para elegir una iniciativa que represente sus intereses, proceso en conjunto con INJUV.

Maximiliano Achondo, presidente del Centro de Alumnos del Liceo Politécnico destacó la implementación de la sala al aire libre ya que era una de las cosas que les faltaba para compartir en el patio central.

“Esto se realizó con un proyecto del año 2017 para socializar y compartir en el espacio físico del establecimiento y poco  a poco los estudiantes se dan cuenta de que el establecimiento se está moviendo por ellos y aumentando la cantidad de cosas que se pueden hacer”, destacó Achondo.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *