Región de Valparaíso es segunda en Chile en inclusión laboral

Empresas han contratado a 444 personas en situación de discapacidad, según se informó en seminario organizado por el Consejo de Rectores y donde participó la UPLA.

La Región de Valparaíso es la segunda del país, después de la Metropolitana, en cuanto a la incorporación de personas en situación de discapacidad a la vida laboral, lo que representa un alto cumplimiento de la ley que entró en vigencia en abril pasado.

Así lo informó la directora regional del Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS), María Isabel Zurita, durante el seminario “Inclusión Laboral y Educación Superior”, que organizó el Consejo de Rectores de las Universidades de Valparaíso (CRUV).

Hasta octubre, según cifras de la Dirección del Trabajo, en 157 empresas registradas de la región habían sido contratadas 444 personas en situación de discapacidad. De ellas, 302 son hombres y 142 mujeres, una diferencia que la directora regional consideró “tarea pendiente”, pero que reproduce la brecha de género en el mercado laboral.

María Isabel Zurita aprovechó el seminario para agradecer y felicitar por este resultado positivo a los asistentes, entre los cuales había representantes del gobierno regional, del mundo empresarial y de instituciones de educación superior que han estado impulsando la aplicación de la Ley Nº 21.015, que incentiva la inclusión de personas con discapacidad al mundo laboral.

Por su parte, el presidente del CRUV y rector de la Universidad de Playa Ancha, Patricio Sanhueza, destacó este logro conjunto y reiteró el apoyo de las universidades de Valparaíso a la inclusión laboral, como parte de sus políticas y como compromiso con la sociedad.

Aunque recién se comienza a avanzar en esta materia y hay desafíos pendientes, el rector advierte señales positivas en el sector educacional y en su articulación con el mundo empresarial. “Lo bueno es que existe una voluntad y un sentimiento de los actores para poder incorporar a más alumnos que tengan esta condición de discapacidad en las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica; poder acompañarlos y luego aprovechar algunos dispositivos que tienen que ver con las empresas y servicios que contratan a estas personas”, dijo Sanhueza.

Refiriéndose específicamente a las instituciones del CRUV, aseguró que la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la Universidad Santa María, la Universidad de Valparaíso y la propia Universidad de Playa Ancha han puesto todas las condiciones posibles para que las personas en situación de discapacidad puedan tener éxito en su trayectoria formativa. Un claro ejemplo, enfatizó, es que este año incluso podrán rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU) en sus propias casas, lo que representa un gran esfuerzo.

Esta preocupación también se evidencia en el seminario realizado hoy y que fue organizado por la Comisión de Inclusión del Consejo de Rectores. Su presidenta, María José Maturana, se refirió a la importancia de este encuentro, que da otro paso para informar a las empresas de incorporar a personas en situación de discapacidad: “El objetivo principal es que las empresas invitadas se llenen de la información que corresponde, para empezar a incluir a personas en situación de discapacidad y que nuestros estudiantes, que están egresando o están titulados de nuestras casas de estudio puedan encontrar trabajo”, dijo.

En el seminario también intervinieron la Seremi del Trabajo, María Violeta Silva Cajas; un profesional con discapacidad auditiva que se desempeña en el Servicio Nacional de Aduanas, Benjamín Varas Springmüller; el analista de Desarrollo Organizacional de Chilquinta, David Leiva Fernández; y la arquitecta Carolina Molina Oyarzún.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *