ROJO: Estos son los 24 nuevos participantes de la tercera temporada

Este lunes 04 de marzo a las 18.30 horas comenzará la esperada tercera temporada de “Rojo, el color del talento”, espacio conducido por Álvaro Escobar y que tiene entre a los jurados como Maytén Montenegro (presidenta), y de Cristián Natalino, quienes se suman a Neilas Kátinas quien continúa en su rol en esta nueva entrega.

En cuanto a los coaches, Maura Rivera y Yamna Lobos serán las encargadas de guiar a los participantes de baile mientras que Juan David Rodríguez y Carolina Soto serán los coaches de cantantes.

BAILARINES

Milly Donoso (22 años, Puente Alto): Hace 7 años inició su camino en el baile. Pasó por diferentes academias y estudió, obteniendo el título de bailarina profesional en UNIACC. El año pasado ganó el cuarto lugar en una competencia mundial de baile. Sus padres trabajan en la Vega Central y siempre la han apoyado; en especial su padre, quien siempre la ha motivado a seguir adelante.

Ximena Huala (17 años, Buin): Desde muy pequeña se interesó por la danza y los escenarios. Desde los 4 a 9 años bailó en la agrupación Bafochi. Además del baile, ha incursionado en el mundo del modelaje y las comunicaciones, postulando Miss Buin y conduciendo el programa “Mi Gente, Mi Música” de Paine TV. Hoy está cursando cuarto medio y su sueño es triunfar como bailarina en el extranjero.

Lay Chau (19 años, Quinta Normal): Sus padres son chinos, pero ella es nacida y criada en Chile. Lay se acercó a la danza a los 9 años. En tercero medio decidió perfeccionarse y tomar clases, lo que la llevó a competir las Vegas. En la actualidad estudia Ingeniería Civil en la Universidad Católica. Sus pasatiempos son ver series de detectives y jugar básquetbol.

Valentina Ríos (20 años, La Granja): Partió bailando cuando tenía 12 años y hoy da clases de danza. Protagonizó junto a otro bailarín el videoclip de la canción “Más de la mitad”, de la cantante Camila Gallardo. El reggaetón es su estilo favorito y su mayor sueño es recorrer el mundo bailando para un artista consagrado.

Vale Actton (20 años, Antofagasta): Dejó atrás su ciudad natal para cumplir su sueño y estudiar danza de manera profesional en Santiago. Su padre es técnico en computación y su madre es asesora de hogar. En 2017 participó del All Dance Orlando y logró ser campeona mundial. Sus mayores influencias son Bruno Mars y Beyoncé, porque los considera unos showman y showoman, respectivamente.

Pía Weidmann (19 años, Puente Alto): Pía se interesó de pequeña por el baile y participó en talleres y grupos de la municipalidad de su comuna. A los 15 años viajó a Nueva York a seguir perfeccionándose. Su sueño artístico es ir de gira junto a alguna estrella internacional.

Bastián Retamal (24 años, El Tabo): En primera instancia decidió estudiar Kinesiología, pero su sueño pudo más y optó por la danza como camino de vida. Dejando atrás los prejuicios de su familia, viajó a Bolivia con 20 mil pesos en los bolsillos y allí estuvo por dos años perfeccionándose. Se identifica con Hernán Arcil por su perseverancia y esfuerzo de hacer cosas innovadoras cada semana.

Sandro Álvarez (29 años, Maipú): Sandro comenzó hace 13 años a bailar. Tras conocer al amor de su vida, decidió emprender un desafío y viajar a Estados Unidos junto a su esposa para perfeccionarse como bailarín y cumplir su gran sueño: acompañar a importantes artistas latinos sobre escenarios alrededor del mundo.

Raúl Alarcón (23 años, Estación Central): Desde el Circo Pastelito llega este bailarín con todas las ganas de triunfar en el escenario de Rojo. Desde los 14 años trabaja de manera independiente para ayudar económicamente a su madre, ya que su padre falleció. Sus pasatiempos son jugar fútbol, entrenar y practicar números circenses.

Vicente Rojas (23 años, La Florida): Es bailarín profesional de UNIACC, donde estudió danza y coreografía. Aunque desde su nacimiento padece de asma crónica aguda, este diagnóstico no ha sido impedimento para desarrollarse en el baile. Su bisabuela, cantante de ópera, fue quien le dio a conocer el poder de las artes. Su gran sueño es poder viajar por el mundo junto al baile.

Diego Salazar (22 años, San Bernardo): Comenzó a bailar a los 12 años, cuando entró a la academia de Rodrigo Díaz. A los 17 entró a estudiar danza a la Universidad de Chile, pero abandonó la carrera debido a una lesión. Hoy se dedica a trabajar como maquillador. Se considera una persona directa y sin pelos en la lengua. Su mayor influencia siempre ha sido su familia, porque siempre han sido buenos bailando y despertaron su pasión por la danza.

Jazz Torres (27 años, Quinta Normal): Definitivamente el Hip Hop es su pasión. Antes de entrar a estudiar Danza en la Universidad de Chile, formó un grupo especializado en el género, que ha perdurado por 8 años. Su amor por este estilo la llevó 3 años seguidos a competir en Perú, donde finalmente logró ganar un anhelado premio. Sus pasatiempos son arreglar sus uñas y ver videos de moda en internet.

CANTANTES

Jocelyn Vargas (23 años, El Bosque): A los 7 años tomó su primer micrófono y se puso a cantar. Luego, a los 12 años, le pidió prestada la guitarra a su mamá y no la soltó más. Su mayor referente musical es Pablo Alborán, por su trabajo vocal y manejo con diferentes instrumentos. Actualmente vive con su mamá y su sobrina. Su mayor sueño es pasar de desempeñarse como barbera a llegar a grandes escenarios con su música y encantar al público.

Ivana Riquelme (25 años, Talca): Oriunda de Panguilemo (pueblo ubicado en la comuna de Talca). Ivana estudió Inglés empresarial, pero desde mucho antes el canto era lo que realmente la apasionaba. Su comienzo artístico fue en una iglesia y en su escuela. A los 21 años ganó un concurso de canto que le permitió presentarse por 1 año en el Casino de Talca. Su gran referente es Beyoncé y sueña con ganar un Grammy.

Ana Josefa López (19 años, Curicó): Canta desde los 4 años y ha participado en diferentes festivales, siendo para ella el más importante el de la Vendimia. En la actualidad, estudia odontología y canta en diferentes eventos para costearse su carrera universitaria. Entre sus artistas favoritos están Juan Gabriel y Bruno Mars. Su gran sueño es dedicarse 100% a la música y se define como una mujer directa e hiperactiva.

Victoria Constanzo (23 años, Maipú): Sus comienzos en el canto no fueron fáciles, ya que debió superar el miedo que le tenía a los escenarios. Hoy, con 23 años, se dedica a tiempo completo a cultivar su gran pasión en eventos de Maipú, su comuna. Fiel amante de estilos caribeños como el mambo, el cha-cha-cha y la salsa, la música no es lo único en lo que ha incursionado, ya que también fue postulante a Miss Chile.

Fran Fernández (18 años, Vitacura): Egresó a fines de 2018 de cuarto medio y su sueño es llegar a ser una gran cantante. Desde pequeña cultivó su talento participando en diferentes eventos de su colegio. Su mayor logro fue llegar a la final del Festival Afina 2018. Ariana Grande es una de sus grandes influencias, por talento para las imitaciones y su gran voz.

Michu Ríos (27 años, Talagante): Esta carismática participante se dedica a realizar talleres para niños y a desarrollar su gran pasión: el canto. No terminó sus estudios de actuación teatral, pero su veta musical la llevó a trabajar con la Sonora Dinamita. Su ídolo es Freddy Mercury, anhela grabar su propio disco y realizar musicales. Su objetivo al entrar a Rojo es desarrollarse a nivel personal y profesional. Para ella estar en el programa ya es un premio.

Conny Campos (24 años, Santiago Centro): Constanza estudió en un liceo experimental artístico. Al descubrir su amor por el canto decidió emprender un viaje por dos años a La Paz, Bolivia, para poder estudiar en el conservatorio de ese país y buscar mayores oportunidades en el mundo artístico. Al regresar a Chile se ha desempeñado en múltiples trabajos; pero su gran sueño es conocer el mundo a través de la música.

Edwin Joseph (24 años, Venezuela): Llegó a nuestro país desde Venezuela para continuar con su carrera artística. Proviene de una familia llena de músicos, y siempre recibió la influencia para convertirse en un cantante. En su niñez recorrió diferentes lugares de su país presentándose como imitador de Michael Jackson, lo que le permitió ayudar económicamente a su familia. Se identifica con Pablo Ñancucheo, por su carisma y entrega en el escenario.

Marco Castro (23 años, Conchalí): Así como cautiva a los pasajeros del metro capitalino con sus canciones urbanas, Marco desea hacer lo mismo con el público de Rojo. Su interés por la música comenzó cuando era pequeño y armó una batería con tarros y ollas que tenía en la casa. Es un apasionado por distintos estilos, especialmente por el trap y reggaetón. Su familia lo apoya en su sueño de triunfar en la música.

Ian Araos (17 años, Macul): Ian está cursando tercero medio. Entre sus pasiones está el fútbol y el canto, actividades que ha desarrollado a lo largo de su vida. En el balompié participó en las escuelas de la Universidad Católica y Colo-Colo, mientras que en la música logró formar una banda y tener sus propios temas en la popular plataforma Spotify.

Benja Durán (20 años, Las Condes): Desde los 8 años sintió un fuerte interés por el canto, tanto que fue desarrollando su talento en el colegio a medida que crecía. Ha participado en musicales como el Rey León, en donde tuvo el papel principal. En la universidad firmó con un sello y publicó 3 singles. Actualmente, vive con amigos, tiene una banda, está soltero y su gran sueño es poner su música al servicio de la gente.

Paulo Zieballe (26 años, San Miguel): A los 15 años comenzó en la música participando en diferentes bandas tropicales. Hoy tiene una banda tropical-urbana llamada “Tu Vicio” y también participa en la orquesta de Classic Band Chile. Es padre de un niño de 9 años, por lo que siempre debe compatibilizar el tiempo que dedica a su hijo y el que entrega a la música. Vive con su papá que es conductor de camiones y con su madre que es dueña de casa.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *