Veterinaria advierte, “Una mascota con sobrepeso es una mascota enferma”

Por María Fernanda Pavez-Báez

drago2

Muchos dueños de perros sienten que mientras mejor alimentado esté su can estará más sano y feliz, realmente es todo lo contrario, ya que al sufrir de sobre peso será perjudicial en todos los aspectos y sólo contribuirá a facilitar la llegada de otras enfermedades.

La cantidad de alimento que requiere una mascota debe ser proporcional a la actividad física que realice. No existe un peso general que sea ideal para todos los canes, todo dependerá de los años que tenga y la raza a los que pertenezcan, entre los principales factores, lo importante es no sobre alimentarlos y crear la conciencia para que sus dueños entiendan que la felicidad de sus perros no está en entregarles incalculables cantidades de comidas.

La veterinaria de la Universidad Iberoamericana, Mónica García,  es enfática en señalar que para lograr que una mascota tenga una vida saludable los primeros que tienen que modificar sus costumbres son los amos, “la idea que un perro gordito es sano es un pensamiento absolutamente errado, así como también es un error sobre alimentar a los canes por cada cosa que hacen. Muchos dueños de mascotas fundamentan estos malos hábitos asegurando que  les demuestran su afecto a las mascotas por medio de la comida, pero ojo, porque el sobre peso en nuestros amigos peludos, lo único que logra es reducir su tiempo de vida”.

La Directora de los Centros Veterinarios de la Universidad Iberoamericana, Mónica García, advierte que una forma de saber si un perro está con sobre peso es la siguiente: “Si al tocar sus costillas nota que ya no pueden palparse con facilidad, es una clara señal que su mascota ya sufre de exceso de peso”. Otras señales para detectar que el perro está comiendo más de lo necesario son: pierden el dibujo de su cintura, tienen acumulación de grasa en zonas localizadas como el cuello y las ancas, abultamiento del abdomen y aspecto redondeado.

Los peligros del sobre peso en los perros

Al igual que los humanos, el exceso de grasa y poca actividad física son perjudiciales para los perros, basta sólo con considerar que más que un problema estético, el can puede sufrir enfermedades graves e incluso letales como:

-Diabetes

-Displasia de caderas

-Problemas respiratorios

-Tensión arterial

-Riesgos de complicación en la anestesia

-Reducción en la esperanza de vida.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *