Y el Patagual se transformó en estadio…

El cierre de la primera noche en el Patagual estuvo a cargo de la banda Guachupé, cuya fanaticada estuvo ansiosa de principio a fin, incluso pifiando en la presentación de Altoyoyo, solamente por la expectación.

Tal cuál un estadio, el escenario lleno cantó y coreó las canciones del grupo como una verdadera barra, incluidas poleras con franjas amarillas y negras, vestimenta oficial que se lanzó hace unos años para representar a sus fieles fans.

Durante su presentación, recordaron a un ex integrante y guitarrista de la banda, quien falleció en un lamentable y trágico accidente hace ya siete años en la Región de O’Higgins. Con cariño y respeto el púbico ovacionó la memoria de Luis Adriazola más conocido como “Lucho Ardilla”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *