Cerca de 500 nuevos técnicos y profesionales reciben sus títulos en Santo Tomás Viña del Mar

Ceremonias de titulación se realizaron en el Hotel Gala de la Ciudad Jardín e incluyeron a carreras del Centro de Formación Técnica, Instituto Profesional y Universidad.

Cerca de 500 egresados del Centro de Formación Técnica, Instituto Profesional y Universidad Santo Tomás Viña del Mar recibieron sus diplomas que los acreditan como nuevos técnicos y profesionales en las ceremonias de titulación realizadas en el Hotel Gala de la Ciudad Jardín. Una ocasión en la que los ahora exalumnos pudieron compartir la emoción de cerrar un ciclo junto a sus familiares y los académicos que los acompañaron en este recorrido.

Las ceremonias fueron encabezadas por el rector de Santo Tomás Viña del Mar, José Weinborn del Villar, junto a la totalidad de su equipo directivo. En el resumen, fueron 252 personas tituladas por el Centro de Formación Técnica, 109 por el Instituto Profesional y 134 por la Universidad.

Raúl Montes de Oca, director académico del IP-CFT Santo Tomás Viña del Mar, señaló que “sé que para muchos de ustedes llegar aquí no fue fácil. Estos años requirieron de esfuerzo y dedicación y hoy no es más que el resultado de todo su empeño. Han dado un paso esencial en su camino de la educación, pero todavía tienen muchos más que dar. Aprovechen lo aprendido de sus maestros, y no me refiero solo a contenidos académicos, porque acá aprendieron cosas que quisimos enseñarles como amigos y no como docentes”.

Por su parte, Piero Moltedo, director académico de UST Viña del Mar, indicó que “nosotros como universidad somos responsables de su formación académica y profesional, y ustedes los titulados ahora son los responsables de hacer uso solidario de ese conocimiento, de que los beneficios de tal formación lleguen siempre al resto de la población. Hoy Chile ha ganado profesionales universitarios que deben poner sus conocimientos al servicio de una sociedad que requiere cambios y adelantos”.

Entre los titulados destacaron las palabras de Marcela Garrido, quien egresó con el mejor rendimiento académico de la Escuela de Derecho. “Desde el primer minuto lo que más me impactó fue la calidez humana que se vive no solo en mi carrera, sino en toda la institución. Yo creo que ese es el verdadero sello tomasino, que nos distingue y es bueno procurar expandirlo en todas las instancias posibles”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *