Valparaíso: Ciudadanos deciden en asamblea no entregar el Parque Quintil a la alcaldía

Se trató de una asamblea convocada por un grupo de ciudadanos que han cuidado un parque que se mantuvo cerrado en la ciudad puerto durante 20 años a lo largo de diferentes administraciones alcaldicias, pero que en el año 2016, y luego de un proyecto de rehabilitación de la ex-casa del alcalde Pinto para convertirla en centro comunitario, se formaron convocatorias públicas para integrar las asambleas que terminarían por regir el devenir y desarrollo de este parque. Hoy los vecinos no aceptan que el recinto quede en manos de una alcaldía.

Inicialmente, este lunes 8 de abril, llegaron interesados desde todos los rincones de la región. En este proceso se incorporaron vecinos que fueron retomando la idea de volver a tener un parque para la comunidad.

“Queremos decir en este momento que esto no es una cruzada contra Sharp, es la comunidad que está desarrollando un proyecto mayor, que el alcalde no se ha molestado en informarse“, dice Rocío Sáez, una de las voceras de la Comunidad del Parque Quintil.

“Aquí hay gente que ha entregado mucho tiempo y muchos conocimientos al desarrollo de este parque, esta es una comunidad informada, y nos preocupa seriamente que la Alcaldía no muestre un proyecto para este parque o, al menos, el plan de mantenimiento que ha anunciado quien no tuvo el respeto de coordinar estas manutenciones con las actividades, debiendo cancelar proyectos de nivel internacional. También, nos parece poco presentable que no se informe respecto de cuáles son las organizaciones que participan efectivamente, o no, y que no se involucre con esta comunidad, cuando le hemos pedido que por favor asista a alguna de las más de 58 asamblea que hemos realizado en estos casi 3 años de trabajo“, expresa Sáez.

Frente a la inminente apropiación de la Alcaldía de un trabajo ciudadano de casi tres años en base a voluntariado, a la asamblea llegaron cerca de 80 personas; entre ellos ciudadanos, dirigentes, vecinas, representantes de organizaciones, representantes de una comunidad mapuche del sector, integrantes de la comunidad universitaria y también escolar, para informarse, apoyar y definir acciones frente al cierre del parque, lo cual habría sido definido unilateralmente por el alcalde Sharp el jueves 4 de abril por medio de un comunicado público, lo cual se habría hecho sin acuerdo con la comunidad, anunciando que “aplicaría todo el imperio de la ley” según palabras del mismo alcalde.

De esta forma, el día de ayer la Alcaldía Ciudadana puso candados a las puertas del Parque Quintil, restringiendo su acceso a la ciudadanía e interfiriendo con la asamblea que se celebraría ese día. La Alcaldía habría ordenado además soldar la puerta de acceso peatonal, construida por la Comunidad, desarmar una de las terrazas de huertos y destruyendo en el proceso parte de un mural que daba a Santos Ossa.

Estas medidas fueron catalogadas por la asamblea ciudadana como violentas, para lo cual, con un quórum de 61 personas por sobre el total de asistentes, de manera unánime votó, entre otras medidas, por defender el parque y extender su jornada de uso a 24 horas hasta obtener una reunión directa con el alcalde, a excepción de un vecino que se abstuvo de votar e hizo un llamado a asumir con compromiso el resultado de dicha votación en vista del trabajo que tienen por delante.

“Invitamos a todas las organizaciones y ciudadanos que han ayudado en el transcurso de estos tres años ya que son muchas más los que han aportado a construir lo que es hoy el Parque Quintil“; expresa María Paz Leal, otra de las representantes de la Asamblea.

“Así mismo invitamos a todos los ciudadanos que puedan aportar al parque a asistir a las actividades que organizará la comunidad así como a integrarse al bello trabajo ambiental que conlleva, ya que este parque debe ser de interés de toda la ciudad“, subrayó.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *