Según especialista, para 2025 más de 3 millones de chilenas padecerían Osteoporosis

El terapeuta en el Par Biomagnético, Carlos Schafer, cuenta cómo el tratamiento con imanes puede corregir esta enfermedad silenciosa que va en aumento en el país e incluso, evitarla.

La osteoporosis es un problema de salud global cuya importancia aumenta con el envejecimiento de la población. Se define como un trastorno esquelético sistémico caracterizado por masa ósea baja y deterioro de la microarquitectura de dicho tejido, con el consecuente incremento de la fragilidad y una mayor susceptibilidad a las fracturas, lo que es más común en mujeres que en hombres en términos generales.

Carlos Schafer, terapeuta en el Par Biomagnético, da a conocer que un 22% de las mujeres chilenas sobre 50 años tiene osteoporosis, un 46% padece osteopenia, que es más leve, y solamente un 32% de ellas cuenta con la cantidad adecuada de hueso, por lo que el 68% de la población femenina del país de este rango etario es altamente susceptible a fracturas de diversa gravedad.

“Investigaciones de densitometría mineral ósea realizadas en el país, revelan que para el año 2025, aproximadamente 3,3 millones de mujeres padecerá osteoporosis y la cifra ascenderá a 5,2 millones en 2050 con esta enfermedad silenciosa, que en variadas ocasiones se detecta con una fractura por la disminución de la resistencia del hueso”, afirma Schafer.

Y en el marco del 54° Congreso Chileno de Ortopedia y Traumatología, organizado por la Sociedad Chilena de Ortopedia y Traumatología (SCHOT), el experto en Biomagnetismo expuso acerca de la eficacia de la Terapia del Par Biomagnético, como medicina integrativa para enfrentar casos como los de osteoporosis.

“Al hacer tratamientos regularmente con los imanes, es posible detectar a tiempo microorganismos que estén afectando a las glándulas encargadas de generar hormonas que permiten la asimilación del calcio, o la disfunción propiamente tal de las mismas. De este modo, es factible corregir, en la mayoría de los casos este problema y evitar que la osteoporosis se presente”, detalla el terapeuta.

Además, se puede usar el biomagnetismo como complemento en los tratamientos contra la osteoporosis, porque al actuar sobre el sistema circulatorio, “corrige las disfunciones de los glóbulos rojos, permitiendo una mejor irrigación y transporte de nutrientes, ayudando a que los elementos de calcificación trabajen adecuadamente”, señala el terapeuta.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *