Senador Chahuán critica aplazamiento de certificación de bioequivalencias

Sobre el reglamento de la ley de fármacos, pidió a la ministra Helia Molina entender que éste “no puede ir contra ley ni relativizar dos materias que fueron objeto de un amplio debate en la Comisión de Salud del Senado y en la comisión mixta”. Sostiene que decisión afectará “a las personas más vulnerables”. 

Por Carolina Hernández.

El senador Francisco Chahuán lamentó hoy el aplazamiento de un año de los próximos decretos de bioequivalencia y dijo que esta “decisión lamentable va a afectar fundamentalmente a las personas más vulnerables”, por lo que llamó al gobierno a revisar la medida y “acelere el proceso de certificaciones en este sentido y establecer los incentivos para que el precio de los medicamentos bajen”.

Junto al ex director del Instituto de Salud Pública, Stephan Jarpa, el parlamentario que integra la Comisión de Salud del Senado precisó que “hoy 663 productos –de un total de 2438- tienen la certificación correspondiente, por lo que hay que hacerse cargo de los 1775 que no la tienen, pues la tardanza ha generado el efecto indeseado de alzas en los precios”.

Al respecto, dijo que “la Cenabast ha indicado que hay un 11% de alza en los productos bioequivalentes, los que habrían subido justamente por la falta de certificaciones” y llamó al gobierno “y particularmente al Ministerio de Salud a que acelere el proceso y establezca incentivos a la industria para que los medicamentos bajen.”  También afirmó que en las licitaciones para adquirir fármacos para la red pública se ha registrado un alza de 11% en los precios y que en el caso de los contemplados en el programa cardiovascular ésta ha llegado al 28%”.

El exdirector del Instituto de Salud Pública, en tanto, explicó que “los bioequivalentes nacen para asegurar a la población productos farmacéuticos similares en comparación con el innovador o molécula que fue lanzada primero y asegurarle a la población el acceso a medicamentos de calidad”.

Jarpa dijo que en esta lógica, durante el gobierno anterior se trabajó en forma adecuada tres años en esta lógica y cuestionó que hoy se extienda el plazo para seguir avanzando.  Al respecto, dijo que debiera hacerse una revisión caso a caso porque “no se puede dar más plazo a empresas que no hayan cumplido”.  El exdirector sostuvo que “para un laboratorio farmacéutico es mucho más barato eliminar el proyecto -o cancelar el registro y dejar de comercializarlo- que generar un estudio de bioequivalencia, lo que provoca que solamente se disponga sólo del innovador, lo que encarece precios, pues pueden ser hasta 4 veces más caros.”

Por lo mismo, afirmó que “hay que seguir peleando y exigiendo a un mercado farmacéutico responsable que ponga esos productos de calidad en el mercado, a menos precio, con calidad y cumpliendo normativa”.  No obstante, hizo la salvedad de que podría extenderse el plazo a quienes han hecho esfuerzos por cumplir la ley, pero no a quienes no los han hecho.  A su juicio, “ellos no merecen consideraciones.”

Finalmente, a propósito del reglamento de la ley de fármacos, el senador Chahuán pidió a la ministra Helia Molina entender que éste “no puede ir contra ley ni relativizar dos materias que fueron objeto de un amplio debate en la Comisión de Salud del Senado y en la comisión mixta”. 

A propósito, indicó que “más allá de las posiciones que hayamos tenido los parlamentarios durante el trámite legislativo en relación a la disposición de fármacos en góndolas en las farmacias y el fraccionamiento de los medicamentos, se aprobó una norma determinada y la ministra no puede usar el reglamento para modificar el texto y el sentido de lo legislado”.  De lo contrario, dijo, “podríamos abrir una puerta peligrosa de empezar a legislar vía decretos o reglamentos, por cuanto la ministra debe entender que tiene que atenerse en la formulación del reglamento a lo resuelto y dispuesto durante el trámite legislativo”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *