En San Antonio firman compromiso multisectorial para sumar esfuerzos por un Chile sin trabajo infantil

Autoridades regionales, provinciales y comunales, junto a dirigentes sindicales y representantes de gremios, Carabineros y la PDI, sellaron el acuerdo en el marco del acto de conmemoración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

La actividad se llevó a cabo en el Museo de Historia Natural e Histórico de la comuna de San Antonio (MUSA) y contó con la participación de alumnos de tercero medio del Colegio Instituto del Puerto.

La Seremi del Trabajo y Previsión Social, María Violeta Silva- además presidenta del Comité Regional para la Erradicación del Trabajo Infantil- destacó la firma del compromiso multisectorial.

“Estamos todos empeñados en llevar adelante esta política y campaña para erradicar el trabajo infantil en nuestro país. Creemos que lo vamos a cumplir en 2025 como lo ha pedido el Presidente Sebastián Piñera”, precisó.

Silva explicó que entre las iniciativas del Gobierno para convertir a Chile en el primer país de la región sin trabajo infantil, el proyecto de Modernización Laboral contiene  elementos que buscan actualizar la normativa sobre trabajo infantil y trabajo adolescente protegido, estableciendo fuertes sanciones a los empleadores que no cumplen con la norma y los estándares internacionales asumidos por el país.

El Seremi de Desarrollo Social y Familia, Ricardo Figueroa comentó que “… todo lo que significa la protección y la promoción social, existe un instrumento muy importante que será incorporado también para evitar y prevenir lo que tiene que ver con la trabajo infantil: las Oficinas Locales de Niñez que estarán en cada una de las regiones. Es una política pública de largo plazo que va a determinar un cambio significativo y trascendente en la forma de poder coordinar acciones entre los distintos servicios públicos, siendo una herramienta poderosísima para alertar las distintas vulneraciones que puede sufrir un niño o adolescente en el seno familiar”.

Junto con destacar la firma del compromiso, la gobernadora de San Antonio, Gabriela Alcalde, señaló que las autoridades de la provincia ya se están haciendo cargo de la erradicación del trabajo infantil.

“Tenemos profesionales en todas las comunas trabajando precisamente en cuidar a nuestros niños, niñas y adolescentes. El decir no al trabajo infantil significa también cuidar su integridad, su salud mental, y en eso estamos poniendo todos los esfuerzos como Gobierno, provincia, comuna y con cada Oficina de Protección de Derechos”, dijo.  

El alcalde de San Antonio, Omar Vera, valoró que todos los actores, tanto del sector público como privado, se unan en esta campaña por un Chile sin trabajo infantil.

Es nuestra responsabilidad propiciar el crecimiento y desarrollo armónico de nuestros niños, niñas y adolescentes en materia de educación, salud, alimentación, abrigo y cariño y no explotarlos, desde el punto de vista del trabajo, bajo ninguna forma. Es por ello que hemos firmado y reforzado nuestro compromiso de decir no al trabajo infantil”, señaló.     

Según cifras de la Dirección del Trabajo, las infracciones por trabajo infantil en Chile tuvieron una fuerte caída de 31% en 2018 respecto al año anterior: en 2017 hubo 403 sanciones con multas que ascendieron a $473.825.330, mientras que en 2018 estas alcanzaron las 279, con $346.363.380 en multas. El año pasado, en la región de Valparaíso se registraron 19 infracciones. 

Actualmente en Chile el 6,9% de la población entre 5 y 17 años, cerca de 230 mil niños, se encuentran en esta condición, de los cuales tan solo el 03,% lo hace de manera protegida. La mayor concentración de trabajo infantil se encuentra en la macrozona sur (9,58%), seguida de la Región Metropolitana (6,67%), la macrozona centro (5,77%) y la macrozona norte (5,15%). En tanto, el 9,7% de los niños y niñas que viven en zonas rurales están en trabajo infantil, versus el 6,1% de aquellos que viven en zonas urbanas.

El Día Mundial contra el Trabajo Infantil fue instaurado en 2002 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) con el fin de sensibilizar sobre la magnitud de este problema y aunar esfuerzos para erradicar esta realidad. En 2019 unos 152 millones de niños y niñas alrededor del mundo todavía sufren este tipo de vulneración.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *