Municipio de Viña del Mar entregó módulos para ordenamiento comercial de calles Quillota y Valparaíso Oriente

Los comerciantes con capacidades diferentes y movilidad reducida recibieron los nuevos módulos de venta por parte de la Municipalidad de Viña del Mar, que gestionó la entrega en el marco del Plan de Ordenamiento Comunal para el sector oriente, estrategia que es coordinada por el Área de Seguridad Pública y Fiscalización.

Se trata de 48 estructuras de las cuales ya se han entregado 44 para los comerciantes que trabajan en calle Valparaíso, entre Sucre y Quillota (24); en calle Quillota, entre Valparaíso y Arlegui (16); y en Arlegui (4), entre Quillota y Nueva Central, de acuerdo al catastro realizado por la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO) y el Departamento de Rentas.

En tanto, las cuatro estructuras restantes se encuentran en proceso de postulación para nuevos comerciantes.

Al respecto, la alcaldesa Virginia Reginato comentó que “este es un gran paso que estamos dando para ordenar este sector de la ciudad, a través de la entrega de estos módulos que permitirán una mejor circulación peatonal por las veredas de estas calles y una mejor fiscalización”.

Cada recepcionario de los módulos tiene que hacerse responsable de ellos, respetando el espacio otorgado y ocupando el espacio de acuerdo a la normativa vigente, cuya vulneración contempla multas e incluso caducidad del permiso.

Los primeros usuarios de los módulos, la mayoría no videntes, se mostraron muy satisfechos con la iniciativa, comentando que son óptimos para sus necesidades y permiten ordenar la ciudad.

Ordenamiento Comunal

Los módulos implicaron una inversión del orden de los $82 millones, la que fue financiada por la Subsecretaria de Prevención del Delito, gracias a un proyecto que el municipio de Viña del Mar postuló en el marco del Plan Comunal de Seguridad Pública, y que a su vez forma parte del Plan de Ordenamiento Comunal de los espacios públicos de la comuna.

Cada carro mide 2×1,35 mts de acuerdo al espacio asignado y se consideraron dos modelos según las necesidades de los beneficiados. Su diseño incluye: repisas y cajones para guardar mercadería, con una capacidad de 500 kilos; una lona trasera de alta resistencia; ruedas para traslado; y un sistema de anclaje a la reja peatonal para evitar su desplazamiento. Además, están numerados para establecer un orden y propiedad.

La empresa a cargo de la fabricación fue Deney y Véliz Arquitectos Limitada y los diseños fueron elaborados por la Secretaría Comunal de Planificación (SECPLA) del municipio, en conjunto con el sindicato de los comerciantes beneficiados.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *