TechoChile capacita a mujeres de campañento viñamarino en talleres de corte y confección

Más de una decena de mujeres del campamento Río Aconcagua en Reñaca Alto se encuentran tomando clases de corte y confección con el sueño de profesionalizar un oficio que les permita en un largo plazo, generar ingresos y ayudar a sus familias a mejorar su calidad de vida.

           Por Denisse Cortés D.

techo

          TECHO-Chile trabaja de manera continua en los campamentos junto a voluntarios y pobladores, fortaleciendo la comunidad y teniendo la organización comunitaria como eje transversal de toda intervención.  Dentro de esta perspectiva, la educación y el trabajo tienen un lugar fundamental. Así surgen los Talleres de Aprendizaje Popular (TAP) programas del área que tienen por objetivo combatir la vulnerabilidad laboral.

Los Talleres de Aprendizaje Popular son cursos realizados en las sedes de los campamentos, comités, barrios y blocks para, y por, vecinos de la comunidad, donde se entregan herramientas para el trabajo, a través del aprendizaje de un oficio. La idea es trabajar para potenciar habilidades técnicas y formativas, que permitan  el desempeño laboral y el crecimiento personal de las y los estudiantes.

En este contexto, es que las pobladoras del campamento Río Aconcagua, ubicado en Reñaca Alto, Viña del Mar, iniciaron hace semanas un largo camino teórico que las tiene hoy viendo no solo sus avances, sino que el resultado práctico de sus conocimientos. La creación de cortinas, manteles, fundas para sillas y otra serie de elementos de decoración de interior, es el resultado de la perseverancia, el esfuerzo y el trabajo que semana a semana han puesto al servicio del taller de corte y confección.

Al respecto, la educadora Rebeca Vásquez, vecina del campamento, señala que “ha sido un placer compartir mis conocimientos con mis vecinas, porque son mujeres que tienen deseos de aprender. Ha sido un curso muy avanzado con gente que tiene muchas capacidades y las tenía guardada. Aquí hay gente muy talentosa y perseverante que necesitaba este curso para  para tener un tiempo para ellas, un crecimiento como personas, yo me he visto reflejada en muchas de ellas. Me siento contenta, la gente ha aprendido, me respetan, me piden consejos y me siento valorada. Para mí, esto ha sido un relajo dentro de mis quehaceres y es emocionante ver a mis vecinas hacer estas creaciones, ver de lo que han sido capaces”.

Las pobladoras y mujeres del campamento Río Aconcagua, no solo se han dedicado a aprender y crear, sino que también han ido forjando una oportunidad, que les permita generar nuevos ingresos para aportar económicamente a sus hogares, es por ello, que aprovechando la época navideña se volcaron de lleno a la confección de productos para esta esperada fiesta.

En ese sentido, el Director regional de Techo-Chile en Valparaíso, destacó la importancia de estos talleres para sus estudiantes. “Para TECHO-Chile los Talleres de Aprendizaje Popular (TAP) son una tremenda herramienta para combatir la vulnerabilidad laboral y mejorar el nivel de ingresos de familias que viven en condición de extrema pobreza. Pero además, se trata de programas que permiten que las pobladoras y pobladores puedan mejorar su autoestima, descubrir talentos ocultos y generar lazos con sus vecinos y vecinas, fomentando el encuentro  y la formación de comunidad, algo que tanto cuesta por estos días. El impacto que tiene los talleres en las comunidades es muy positivo porque fomenta no sólo el desarrollo económico, sino que también personal”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *